Estas son las reglas para ingresar a EEUU a partir del 8 de noviembre

Estados Unidos anunció las directrices que marcarán su apertura de fronteras aéreas a viajeros vacunados contra el coronavirus a partir del próximo 8 de noviembre.

Confirmó que hará excepciones para los niños y para algunos ciudadanos de unos 50 países con acceso insuficiente a vacunas.

Según informó el Gobierno estadounidense, las personas que estén completamente vacunados y que quieren ingresar al país deberán someterse a un test tres días anteriores al viaje, y mostrar el resultado al embarcar, junto a su prueba de vacunación.

Los ciudadanos estadounidenses y residentes permanentes que no estén vacunados deberán presentar un resultado negativo de un test de COVID-19; tendrá que haberse administrado un día antes del viaje, es decir, que tendrán menos flexibilidad que los vacunados para hacerse esa prueba.

“Si estás completamente vacunado, tendrás la posibilidad de hacerte el test tres días antes; mientras que para los no vacunados ese test negativo tiene que haberse hecho inmediatamente antes” del vuelo.

Así lo explicó un funcionario estadounidense, que pidió el anonimato, en una entrevista telefónica.

Los extranjeros que no sean residentes permanentes en Estados Unidos y no estén vacunados no podrán entrar al país, con algunas “excepciones muy limitadas”; recuerdan las directrices publicadas por la Casa Blanca y los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés).

Esas excepciones incluyen a los niños menores de 18 años, que en muchos casos todavía no han recibido la autorización para vacunarse.

Los que tengan entre 2 y 17 años tendrán que someterse a test tres días antes del viaje -si les acompaña un adulto vacunado- o un día antes -si vuelan solos o con adultos no vacunados, recalcó la Casa Blanca en un comunicado.

Países con acceso insuficiente a vacunas

Además, se exime a las personas que viajen con visados que no sean de turista desde países “con una disponibilidad de vacunas muy baja”, agrega.

En concreto, son “unos 50 países” donde “la tasa total de vacunación es menor al 10 %”, precisó el citado funcionario estadounidense.

La Casa Blanca no proporcionó inmediatamente esa lista de estos países.

Quienes lleguen de esos países y pretendan quedarse en Estados Unidos más de 60 días deberán comprometerse a vacunarse en el país norteamericano; con “excepciones muy limitadas”, recalcó la Casa Blanca.

Entrada de viajeros no esenciales a Estados Unidos

Los CDC todavía no han aclarado las directrices para la entrada de viajeros no esenciales por vía terrestre desde las fronteras con México y Canadá; también se reanudará el 8 de noviembre, pero se espera que excepciones sean “similares” a las establecidas para el tránsito aéreo, afirmó el mencionado funcionario.

La administración de Biden ha estado trabajando con las aerolíneas, a quienes se les pedirá que hagan cumplir los nuevos procedimientos, para explicar las nuevas políticas.

Las aerolíneas tendrán el mandato de verificar los registros de vacunas y compararlos con la información de identificación.

También deberán asegurarse de que las vacunas administradas estén en la lista aprobada de la Administración de Alimentos y Medicamentos o de la OMS.

Se permitirán las combinaciones de vacunas aprobadas.

Las vacunas que se aceptarán para la entrada aérea a EEUU serán las que han sido aprobadas por la OMS, que hasta el momento son las de:

Pfizer/BioNTech, Moderna y Janssen (de Johnson & Johnson), dos versiones del suero de AstraZeneca, y los de Sinopharm y Sinovac.

Con información de EFE, AP e Infobae