El Senado confirma a la primera mujer al frente del Comando Sur de EEUU

El Comando Sur es la unidad encargada de las operaciones militares estadounidenses en Latinoamérica y el Caribe

Washington, Estados Unidos.- El Senado estadounidense confirmó a la teniente general Laura Richardson como jefa del Comando Sur de las Fuerzas Armadas del país, convirtiéndose así en la primera mujer en llegar a este puesto.

El Senado dio luz verde a la nominación de Richardson, de 57 años, y a su promoción como general de cuatro estrellas, mientras que también fue confirmado el excongresista latino Gil Cisneros como subsecretario de Defensa para temas de personal y preparación.

El Comando Sur es la unidad encargada de las operaciones militares estadounidenses en Latinoamérica y el Caribe.

La nominación de Richardson a este puesto fue anunciada por el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, el pasado 8 de marzo en un acto en la Casa Blanca con motivo del Día Internacional de la Mujer.

Tras su ratificación, Richardson se convierte en la segunda mujer que lidera un comando combatiente en la historia de Estados Unidos, después de la general retirada Lori Robinson, que dirigió el Comando Norte entre 2016 y 2018.

Richardson ha sido hasta ahora comandante de la formación norte del Ejército de Estados Unidos, con sede en la base conjunta de San Antonio (Texas), y la primera mujer que ha ocupado ese cargo.

Liderará más de mil militares

Con su confirmación, pasará a liderar a los más de 1,200 militares y civiles que componen el Comando Sur, con sede en Doral (Florida).

Liderado desde 2018 por el almirante Craig Faller, el Comando Sur ha aumentado en los últimos años su presencia militar en las costas de Latinoamérica para luchar contra el narcotráfico.

Richardson lleva más de tres décadas en las Fuerzas Armadas, a las que se unió en 1986. Su sueño era ser piloto de helicópteros, y empezó a prepararse para serlo cuando tenía 15 años y a las mujeres todavía no se les permitía manejare aeronaves de combate.

En 2017, Richardson se convirtió en la primera mujer subcomandante del mayor mando del Ejército, que llegó a liderar de forma interina a finales de 2018.