Un importante pleno del Partido de los Trabajadores arrancó el lunes en Corea del Norte, que puede emplear esta cita para trazar su política exterior; para el año próximo, informaron hoy los medios estatales del hermético país.

El arranque de la reunión plenaria del actual Comité Central del Partido de los Trabajadores que se celebra en Pionyang; estuvo presidido por el líder Kim Jong-un, detalló la agencia de noticias KCNA.

El plenario busca "revisar la implementación de las principales políticas del Partido y del Estado" que se han llevado a cabo este año; así como "discutir y decidir sobre políticas estratégicas y tácticas además de tareas prácticas" de cara al futuro según la escueta nota publicada al respecto.

Cientos de funcionarios, entre miembros permanentes y alternativos del comité central del partido; delegados de ministerios y gobiernos provinciales o locales estuvieron presentes en la reunión, según muestran las fotos publicadas por KCNA.

Durante la sesión inaugural "se aprobaron los temas de la agenda y se procedió a su discusión"; añade la información sin ofrecer más detalles al respecto.

Política exterior

Los analistas consideran que entre esos temas a tratar se cuentan, además de la política exterior; asuntos económicos en un momento en el que el país atraviesa por una grave situación debido a las sanciones internacionales y a su estricto cierre de fronteras; motivado por la pandemia.

Como es habitual; el régimen no indicó en su momento cuál sería la fecha de inicio exacto del pleno y tampoco ha especificado cuál será su duración.

Con anterioridad este tipo de reuniones del partido único han durado entre uno y cuatro días.

A finales de 2019, tras el fracaso de la cumbre sobre desnuclearización de Hanói, el propio Kim Jong-un; presidió un pleno de cuatro días en el que anunció el desarrollo de nuevas armas y acusó a EE.UU. de mantener una actitud hostil.

La reunión convocada para final de este año ha vuelto a atraer todas las miradas después de que el propio Kim Jong-un haya rechazado las invitaciones; para retomar el diálogo sobre desarme, atascado desde Hanói, remitidas por la Administración de Joe Biden argumentando que Washington mantiene intacta su "política hostil".

Fuente: EFE