Estilos de vida

Secadores de esmalte de uñas UV pueden dañar el ADN de nuestras manos, según estudio

Secadores de esmalte de uñas UV pueden dañar el ADN de nuestras manos, según estudio
Secadores de esmalte de uñas UV pueden dañar el ADN de nuestras manos, según estudio

Los secadores de esmalte de uñas ultravioleta (UV), que generalmente se usan para curar las manicuras en gel, podrían dañar el ADN en nuestras manos y causar mutaciones, según encuentra una nueva investigación. 

Los secadores son un elemento común de los salones de belleza, pero a pesar de su uso generalizado y del hecho de que se sabe que algunos espectros de rayos UV son cancerígenos, nunca se había realizado una investigación formal sobre el efecto de la radiación que emiten en las células de los mamíferos, hasta este último estudio publicado en Nature Communications.

A diferencia de las camas de bronceado, que utilizan un espectro diferente de luz ultravioleta (280-400nm) y se ha demostrado que causan cáncer. Los dispositivos de secado de esmalte de uñas (340-395nm) apenas se habían estudiado

Secadores de esmalte de uñas UV pueden dañar el ADN de nuestras manos, según estudio

Los dispositivos secadores de esmalte de uñas UV se han relacionado con mutaciones que causan cáncer en células humanas

Secadores de esmalte de uñas ultravioleta generalmente se usan para curar las manicuras en gel

Los secadores de esmalte de uñas ultravioleta (UV), que generalmente se usan para curar las manicuras en gel, podrían dañar el ADN en nuestras manos y causar mutaciones, según encuentra una nueva investigación. 

Los secadores son un elemento común de los salones de belleza, pero a pesar de su uso generalizado y del hecho de que se sabe que algunos espectros de rayos UV son cancerígenos, nunca se había realizado una investigación formal sobre el efecto de la radiación que emiten en las células de los mamíferos, hasta este último estudio publicado en Nature Communications.

A diferencia de las camas de bronceado, que utilizan un espectro diferente de luz ultravioleta (280-400nm) y se ha demostrado que causan cáncer, los dispositivos de secado de esmalte de uñas (340-395nm) apenas se habían estudiado.

“Si observa la forma en que se presentan estos dispositivos, se comercializan como seguros, sin nada de qué preocuparse”, dijo Ludmil Alexandrov. 

“Pero hasta donde sabemos, nadie ha estudiado estos dispositivos y cómo afectan a las células humanas a nivel molecular y celular hasta ahora”, agregó Alexandrov.

Después de exponer células humanas y de ratón (queratinocitos de piel humana adulta, fibroblastos de prepucio humano y fibroblastos embrionarios de ratón) a los rayos UV emitidos por dispositivos de secado de esmalte de uñas, los investigadores identificaron daño mitocondrial y de ADN, así como muerte celular.

Solo 20 minutos bajo las luces, seguidos de una hora para reparar el daño y una exposición adicional de 20 minutos, resultó en la muerte del 20 al 30 por ciento de las células. Mientras tanto, sesiones de 20 minutos todos los días durante tres días consecutivos provocaron entre un 65 y un 70 por ciento de muerte celular.

Daño observado

El daño observado en las células restantes no siempre se reparaba, lo que provocaba mutaciones comparables a las observadas en los cánceres de piel humanos. Según Alexandrov, también ha habido algunos informes de cánceres de dedo raros en personas que se hacen manicuras en gel con regularidad.

Si bien es preocupante, es importante tener en cuenta que el estudio no proporciona evidencia directa de que los dispositivos de secado de esmalte de uñas. 

Nuestros resultados experimentales y la evidencia previa sugieren fuertemente que la radiación emitida por los secadores de esmalte de uñas UV puede causar cáncer de mano y que los secadores de esmalte de uñas UV, similares a las camas de bronceado, pueden aumentar el riesgo de cáncer de piel de aparición temprana.

Autores del estudio. 

Sin embargo, se justifican futuros estudios epidemiológicos a gran escala para cuantificar con precisión el riesgo de cáncer de piel de la mano en personas que usan regularmente secadores de esmalte de uñas UV. Es probable que dichos estudios tarden al menos una década en completarse y posteriormente informar al público en general”.

Más contenido por Redacción CDN