El Papa Francisco critica abuso de poder en los movimientos eclesiásticos

Ciudad del Vaticano.- El papa Francisco criticó el "abuso de poder" como la raíz de los casos de abusos de diversa índole registrados en los movimientos eclesiásticos.

Francisco señaló que en los últimos años en "muchas" congregaciones se han cometido "pecados infames".

"El ejercicio de gobierno dentro de las asociaciones y movimientos (religiosos) es un tema que me preocupa especialmente", expresó el papa.

Además, manifestó preocupación por los casos de abusos de diversa índole que también se han dado en estas realidades y que siempre tienen su raíz en el abuso de poder".

El sumo pontífice recordó las "no pocas veces" en las que la Santa Sede "ha tenido que intervenir iniciando procesos de reorganización no fáciles" en unas "situaciones muy malas, que hacen ruido".

El papa Francisco ofreció estas declaraciones ante los participantes en un encuentro sobre "La responsabilidad de gobierno en las agregaciones laicales: un servicio eclesial".

En los últimos años, "muchas, muchas" congregaciones religiosas "han acabado en situaciones durísimas: bajo visita apostólica, con pecados infames", expresó.

"Son muchas y no solo estas grandes que conocemos y que son escandalosas -¡las cosas que han hecho para sentirse una Iglesia aparte, parecían los redentores!-, sino también las pequeñas", añadió.

Igualmente destacó que en Argentina tres asociaciones "se disolvieron y todas por haber acabado en las cosas más sucias".

El papa destacó el afán de poder y la deslealtad como los "dos obstáculos que un cristiano puede encontrar en su camino y que le impiden convertirse en un verdadero servidor de Dios y de los demás".

"Nadie es dueño de los dones recibidos para el bien de la Iglesia, nadie debe exprimirlos; nuestro verdadero bien da sus frutos en la comunión eclesial", aseguró.