Estilos de vida

Métodos simples para desintoxicar el cuerpo

Métodos simples para desintoxicar el cuerpo
Métodos simples para desintoxicar el cuerpo

Es importante un plan de hábitos saludables adecuados para eliminar toxinas.

Después de vacaciones o eventos con mucha comida, poco ejercicio y hábitos insalubres, es importante plantear el seguimiento de una dieta o de un plan de hábitos saludables adecuado para eliminar toxinas.

¿Qué tienen en común las personas más saludables? Para empezar, limitan la “basura” que entra en su cuerpo. Esto significa recortar los alimentos irritantes del intestino (como el alcohol y el café) y los alimentos que desencadenan la inflamación (como el azúcar y los alimentos procesados), según el médico de medicina integral Frank Lipman, fundador y director de la empresa Be Well.

Pero incluso si no se tiene una alimentación perfecta las 24 horas del día, 7 días a la semana, se pueden hacer cosas sencillas para ayudar al hígado, el filtro natural de su cuerpo, a hacer su trabajo. “Aumentar la función hepática ayuda a disminuir la acumulación de productos tóxicos en los tejidos”, indicó Lipman.

A continuación,  te presentamos seis hábitos para lograrlo:

1-Limón por la mañana

Beber un vaso de agua tibia con limón fresco exprimido es el primer paso de un buen plan detox. “Esto le proporcionará al cuerpo electrolitos hidratantes en forma de potasio, calcio y magnesio”, señaló el doctor Frank Lipman. “Nos deshidratamos durante la noche mientras el cuerpo se encarga de sus procesos de desintoxicación, por lo que es importante hidratar en primer lugar”.

Por otro lado, el jugo de limón también ayuda al hígado a producir más enzimas que ayudan a la digestión y ayudan a purgar las toxinas. La vitamina C en el jugo de limón, un potente antioxidante, protege también contra los radicales libres, fortaleciendo el sistema inmunológico.

2-Relajación y estiramiento

Uno de los tantos beneficios de hacer posturas de yoga es que es de gran ayuda para el proceso de desintoxicación del cuerpo mediante la estimulación de la digestión. “Una gran cantidad de molestias digestivas provienen del estrés”, dijo Lipman, “por lo que al liberar la tensión y retención en el vientre y tomar profundas respiraciones calmantes, podemos relajar los músculos y el diafragma, permitiendo que el sistema digestivo haga un mejor trabajo”.

3- Brócoli

Una forma de reducir la inflamación crónica-relacionada con enfermedades cardíacas, diabetes y cáncer– es llenar el plato de alimentos ricos en azufre, como cebollas, ajo y verduras crucíferas (brócoli, col rizada, col verde, coles de Bruselas y coliflor). “Estos alimentos son ricos en antioxidantes, que apoyan la capacidad del cuerpo de combatir las toxinas”, explicó Lipman. Un estudio de 2014 reveló que las mujeres que comían estas tenían sustancialmente menos inflamación que las que comían menos.

4- Cepillar el cuerpo

Hay expertos que recomiendan que para lograr un buen plan detox hay que, algunos días a la semana antes del baño o la ducha, cepillar la piel con un cepillo de cerdas suaves. El cepillado en seco tiene dos beneficios principales: “Ayuda a tu piel a eliminar las células viejas y los desechos, desatascar los poros y permitir que la piel transpire libremente”, explicó Lipman. Por otro lado, “también estimula la circulación bajo la piel, lo que ayuda a promover la renovación celular y la vitalidad”.

5- Té de diente de león

Los tés que contienen diente de león o cardo de leche pueden realzar la función del hígado, ayudando a disminuir la acumulación de toxinas en los tejidos. En un estudio sobre el cardo de leche del Centro Nacional de Medicina Complementaria y Alternativa, los investigadores descubrieron que la hierba puede ayudar a mejorar la función hepática, posiblemente mediante la protección contra el daño celular y estimular la reparación del tejido hepático.

Los estudios sobre el cáncer sugieren que el cardo de leche puede fortalecer las paredes celulares para evitar que las toxinas entren, estimular las enzimas que hacen que las toxinas sean menos dañinas y bloquear los radicales libres de las células atacantes. Los expertos recomiendan evitar los tés “détox” que también prometen frenar el apetito o regular el metabolismo porque pueden ser preparados con hierbas que producen efectos secundarios no deseados como agitación y dolor de cabeza.

6- Baños de inmersión

Meterse en una bañera y añadir alrededor de dos tazas de sales de Epsom -hechas de sulfato de magnesio- disponibles en cualquier farmacia durante 20 minutos es ideal. “Las sales de Epsom contienen magnesio, así como otros minerales y nutrientes que se absorben en la piel durante el baño, y pueden ayudar con los procesos de desintoxicación”, dijo Lipman.
Este mineral ayuda específicamente a acelerar la acción en el colon, lo que provoca que el cuerpo elimine el desperdicio respaldado, que de otro modo pueda reabsorberse en el torrente sanguíneo si se pega el tiempo suficiente. Para el estreñimiento, según Lipman, hay que hablar con un médico para evaluar probar un suplemento de magnesio por la noche.

Fuente: Infobae