Bienestar

Complicaciones agudas y crónicas de la diabetes

Puedes leer:

Desde 19941, cada 14 de noviembre se conmemora el Día Mundial de la Diabetes, introducido por la Federación Internacional de Diabetes (FID) y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La diabetes, una enfermedad que no duele, pero hace mucho daño.  Los datos de la OMS revelan que el número de personas que sufren la enfermedad en América Latina podría llegar a 32.9 millones para el 2030.

Solamente en República Dominicana, un 13.45% de la población la padece, según cifras del Instituto Nacional de Diabetes, Endocrinología y Nutrición.

Esta es una enfermedad crónica que aparece cuando el páncreas no produce insulina suficiente o cuando el organismo no utiliza eficazmente la insulina que produce. El efecto de la diabetes no controlada es la hiperglucemia (aumento del azúcar en la sangre).

Las complicaciones de la diabetes pueden ser agudas o crónicas, dependiendo si ya se ha diagnosticado.

Las complicaciones agudas más conocidas pueden ser la cetoacidosis diabética y el estado hiperglucémico hiperosmolar. Mientras que las complicaciones crónicas afectan a ojos, riñones y pies.

La endocrinóloga y nutricionista Berniza Calderón, explica que en nuestro país, el principal problema no son las herramientas para hacer el diagnóstico de la enfermedad sino el desconocimiento que algún personal de salud puede tener. Desde que se empieza a ver una alteración de la glucosa debe advertirse al paciente de un estado de prediabetes y es tiempo de accionar.

Tipos de diabetes

Diabetes de tipo 1 (anteriormente denominada insulinodependiente o juvenil) se caracteriza por la ausencia de síntesis de insulina.

La diabetes de tipo 2 (llamada anteriormente no insulinodependiente o del adulto) tiene su origen en la incapacidad del cuerpo para utilizar eficazmente la insulina, lo que a menudo es consecuencia del exceso de peso o la inactividad física.

La diabetes gestacional corresponde a una hiperglicemia que se detecta por primera vez durante el embarazo.