Italia retrasa toque de queda y lo eliminará completamente el 21 de junio

La disminución de las limitaciones será efectiva en las regiones con riesgo leve de contagios

Roma.- Italia eliminará el toque de queda el 21 de junio, aunque su fin será progresivo y se empezará retrasándolo próximamente a las once de la noche (21.00 GMT) en las zonas con buenos datos epidemiológicos, informaron hoy fuentes del Gobierno.

El Ejecutivo de Mario Draghi reunió hoy a su comité de expertos y científicos para estudiar estas medidas dirigidas a fomentar el turismo veraniego y la vida social aprovechando la mejora de los datos epidemiológicos de las últimas semanas en todo el país.

El final de esta limitación será gradual, pese a las presiones de la derecha por quitarlo inmediatamente, y se eliminará del todo el 21 de junio. Por el momento en los próximos días se retrasará hasta las 23.00 locales (actualmente está fijado a las 22.00).

El Consejo de Ministros se reúne esta tarde para recoger en un decreto este suavizamiento de las medidas anticontagio, que marcará el día en el que se empezará a retrasar el toque de queda.

La idea de Draghi es ir abriendo paulatinamente el país al tiempo que se controla la evolución de la pandemia. Por eso, tras el primer retraso del toque de queda, a partir del próximo 7 de junio quedará fijado en la medianoche hasta su eliminación completa el día 21.

La disminución de las limitaciones será efectiva en las regiones con riesgo leve de contagios, las conocidas como "zonas amarillas", en estos momentos prácticamente todo el país.

Seis regiones italianas además presentan una situación óptima y serán catalogadas como "zonas blancas", en las que no existen restricciones, solo la obligación del uso de la mascarilla.

Desde el 1 de junio entrarán en esta categoría Molise (centro), Cerdeña (este) y Friuli-Venecia-Julia (norte) y desde el día 7 se sumarán Abruzos (centro) y las norteñas Véneto y Liguria.

El Consejo de Ministros examinará además otras muchas aperturas, como la posibilidad de consumir dentro de bares y restaurantes hasta las seis de la tarde (actualmente pueden abrir hasta las diez de la noche pero solo al aire libre), según avanzan los medios locales.

Los centros comerciales, cerrados todavía durante el fin de semana, podrán reabrir ya desde el próximo sábado, y los gimnasios volverán a funcionar el lunes que viene, de acuerdo a las mismas fuentes.

Italia se prepara así para reactivar los sectores que todavía permanecían pausados por las restricciones de la pandemia, así como su vida social de cara al verano y la temporada turística.

Desde este lunes los viajeros procedentes de la Unión Europea, Gran Bretaña e Israel no necesitan hacer una cuarentena de cinco días y solo deben presentar un prueba negativa del COVID-19 o documentos que certifiquen la vacunación.

Fuente: EFE

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

AnteriorFrancia reabre mañana terrazas, museos y cines y relaja el toque de queda
SiguienteIván García: “Tenemos que convencer a las personas todavía hay muchos artículos que están estabilizados”