Internacionales

El tifón Phanfone dejó al menos 16 muertos y cientos de turistas atrapados en Filipinas

Cientos de turistas se encontraban atrapados y aislados del mundo el jueves en la isla turística filipina de Boracay, debido al tifón Phanfone, que dejó a su paso al menos 16 muertos en diferentes puntos del país el día de Navidad.

Phanfone alcanzó vientos de hasta 200 kilómetros por hora, destruyó numerosas viviendas y derribó parte del cableado eléctrico.

Al menos 16 personas murieron en aldeas y pueblos en las islas Bisayas, en el tercio central de Filipinas, de acuerdo con la agencia nacional de respuesta a desastres naturales.

Phanfone golpeó duramente importantes destinos turísticos como Boracay y Coron, famosas por sus playas de arena blanca, muy populares entre los turistas.

Sin embargo, la evaluación definitiva de daños seguía sin ser definitiva, ya que las líneas telefónicas y el acceso a internet permanecían caídos desde el miércoles, según dijo a la AFP Jonathan Pablito, jefe de policía del municipio de Malay, en la provincia Aklan, aledaña a Boracay.

El responsable también explicó que los servicios de ferry entre Boracay y Aklan — la principal vía para trasladarse entre ambas islas- seguían suspendidos el jueves, pese a que la tormenta ya había amainado.

«No tenemos información de la guardia costera sobre si los barcos tienen permitido zarpar. Desde el día 24 todos los que iban o volvían de la isla no pueden cruzar», añadió.