Deportes

¿Quién es Jorge Alfaro, el Aquaman de los Tigres del Licey?

¿Quién es Jorge Alfaro? El Aquaman de los Tigres del Licey
¿Quién es Jorge Alfaro? El Aquaman de los Tigres del Licey

Puedes leer:

Jorge Alfaro (Sincelejo – Colombia, 1993) está jugando en el béisbol profesional dominicano por primera vez y su impacto en la presente serie semifinal amenaza con convertirlo en material anecdotario hacia el futuro.

El pueblo le asignó el apodo de Aquaman por su parecido con el actor estadounidense Jason Momoa, quien personifica al hombre pez en varias películas del universo DC.

El domingo, el Aquaman azul bateó jonrón y doble con tres carreras remolcadas y dos anotadas en el triunfo del Licey sobre las Águilas 12-5 y que deja a los azules a las puertas de la final y a los amarillos con más planes para octubre que inmediatos.

Jorge Alfaro ha sido una sensación en redes tanto por su producción como por su popular apodo y presencia hollywoodense.

El jardinero y receptor ha jugado en las últimas siete temporadas de Grandes Ligas, aunque con titularidad limitada. Desde 2016 batalla por establecerse en el béisbol mayoritario y en 2022 jugó 82 partidos para los Padres de San Diego con promedio de .246 siete jonrones y 40 remolcadas.

De por vida, batea .256 en tres temporadas con los Filis de Filadelfia, tres con los Marlins de Miami y su participación con los californianos en la pasada estación.

Alfaro compite por ser el mejor jugador del round robin 2022 con un OPS bárbaro de 1.059, el cuarto más alto desde 2010 a la fecha. También es líder en porcentaje de embasarse con un soberbio .470 y en slugging (.589). Es segundo en bateo (.375), en remolcadas (10) y en jonrones con dos.

Son números especiales que colocan a Alfaro entre los mejores importados que han jugado la semifinal bajo el formato de todos contra todos a 18 jornadas.

Alfaro debutó como profesional en República Dominicana

Alfaro fue firmado en Colombia en 2009 por los Vigilantes de Texas y realizó su debut profesional en 2010 con esa organización en la Dominican Summer League. Aunque solo bateó .221 en 48 juegos, causó buena impresión en su desarrollo ya que al año siguiente fue promovido y comenzó su accionar en los Estados Unidos.

Más contenido por Neftali Ruiz