“Vamos a tener un pico pandémico y será posiblemente dentro de tres o cuatro semanas”

COMPARTIR

La medida más efectiva para esta pandemia es el aislamiento social

Los médicos infectólogos consultados por el presidente Alberto Fernández, esperan el aumento de la curva epidemiológica para la segunda semana de junio. El doctor Roberto Debbag, en diálogo con Infobae, manifestó que por ahora lo único que resguarda a las personas de este virus altamente contagioso es el aislamiento social y estar a una distancia prudencial.

-¿Cómo actúa este virus?

- El virus tiene una biología muy especial, es absolutamente diferente a otros virus respiratorios en su mecanismo de acción, en su replicación, en la necesidad de pasar de una persona a la otra, multiplicarse, tener lo que se llama una alta contagiosidad, es decir, gran cantidad de virus en las secreciones respiratorias, y de esa manera transmitirse. Es tan contagioso que si uno no tomara ninguna medida de precaución, en 10 semanas contagia a 2.046 personas. Por supuesto que sin medida de barreras. Tiene una baja mortalidad. Pero al ser tan efectivo, tiene una alta carga de la enfermedad, es decir, mucha cantidad de personas se infectan y eso es lo que hace que se saturen los sistemas sanitarios. Eso generalmente está ocurriendo en los países que no tomaron medidas estrictas y precoces. Nosotros teníamos la ventaja de ir viendo la historia de Asia, Italia, España y Estados Unidos. Como el Estado fue bastante precoz en la recomendación, tuvimos un tiempo determinado de semanas como para poder mejorar el entrenamiento de los médicos, los insumos, testeos, y estar preparados de una manera más adecuada a este virus.

-¿Testear a la población es la medida más efectiva ante esta pandemia?

- La medida más efectiva para esta pandemia es el aislamiento social, es decir, la cuarentena. La cuarentena hace que las personas no estén en contacto con el virus, no se contagien. Lo que ocurre es que las cuarentenas no pueden ser eternas, entonces, las debilidades de las cuarentenas hace que la gente se debilite y empiece a tener actividades no muy seguras, o se flexibilice a través de recomendaciones de apertura. Eso produce que haya circulación. La medida más eficaz es estar en su casa aislado. La segunda medida efectiva es el distanciamiento social. Estar a un metro y medio de las personas. La probabilidad de adquirir el virus es realmente muy baja. Y luego sí, todo esto tiene que ir acompañado de la búsqueda de pacientes que tienen infección. Testear pacientes para poder saber cuáles están infectados, porque a quienes lo estén, se los bloquea, como así también a sus familias, en un aislamiento, y no contagian ni diseminan la enfermedad.

-¿Qué opina de los antivirales que están probándose en el mundo?

- Son muchas las drogas que hay. Retrovirales, antibióticos, antiparasitarios y biológicos. Todavía no hay una medicación que diga “ésta es la que tiene que usar todo el mundo porque es la más eficaz y con la que los pacientes mejoran rápidamente, o no se complican, o no entran a terapia intensiva”. Todavía no está esa medicación estudiada. Por supuesto que hay una luz de esperanza en ese antiviral, Remdesivir, en algunos biológicos, hidroxicloroquina y en el plasma convaleciente. Pero no hay una droga todavía que sea la más efectiva documentada en este momento.

-Según su punto de vista, ¿llegaremos a ver los números que hemos conocido en Italia, España, Estados Unidos, o no?

- No, esperemos que no. Vamos a tener un pico pandémico y ese va a ser posiblemente dentro de tres o cuatro semanas. Ahora, ese pico pandémico esperemos que sea menor a la cantidad de casos que aparecían diariamente en España o Italia. Hicimos todo lo posible los argentinos, no solo el gobierno, para no merecernos un pico tan alto y estar mejor protegidos.

-¿Cuándo cree que podremos tener una vacuna o un fármaco?

- La solución es la vacuna. Y las vacunas, no menos de 12 a 15 meses. Hay 90 candidatos de investigación y algunas de ellas ya están para utilizarse o se han utilizado en humanos para ver seguridad. Pero todo eso lleva un tiempo y luego, si son eficaces, si tienen respuesta de anticuerpos y son seguras. Después viene la producción, una producción masiva para todo un planeta. Imagínese que para poder controlar a este virus vamos a tener que vacunar a más del 50 o 60 por ciento de la población mundial. Así que no es una producción de un año.

-¿El sistema sanitario nacional está preparado para afrontar este virus?

- Sí. La verdad, es que actualmente existe una ocupación baja de todo esto y hay centros que se han instalado. Esperemos que todo esto sirva para poder tener una buena respuesta a la cantidad de casos que pueden aparecer en la Argentina en las próximas semanas.

-Se están dando casos de rebrotes en Wuhan, que es donde comenzó todo. ¿Debemos estar preparados para eso?

- Primero tenemos que estar preparados para la montaña que se nos viene, para el pico que se nos viene. Después veremos qué estará pasando en ese momento en Wuhan, en España, Estados Unidos o Europa, y ahí habrá nuevas recomendaciones y estrategias para poder controlar lo que pueda pasar después del pico.

-¿Considera que países como Nueva Zelanda, Singapur, Vietnam, Corea del Sur y Alemania han hecho un buen trabajo?

- Podría decirle que sí en este momento, pero la verdad que ser un experto como para evaluar a la distancia, sobre todo cuando no hay casi expertos en COVID-19... Es decir, somos infectólogos y apareció un nuevo virus que se maneja de una manera y que hace que estemos cuatro meses leyendo investigaciones que se van publicando. Entonces es difícil. Lo que sí sabemos es que la cuarentena, el aislamiento social sanitario, el distanciamiento social, el uso de barbijo para los trabajadores de la salud y el personal de seguridad, el lavado de manos, el no salir a no ser que sea necesario, eso es lo que nos va a proteger.

-¿Cuáles son la poblaciones más vulnerables?

- Actualmente son tres grupos. Las personas que viven en barrios carenciados, los geriátricos y el personal de salud que enfrenta el virus más cerca. No podría decir que son vulnerables, son los tres más afectados. La vulnerabilidad va a depender de la rapidez con que se testean, se documenten y sean atendidos. Pero realmente son los lugares donde más circula el virus.

Fuente: Infobae

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

AnteriorVIDEO: Cámaras corporales graban el entrenamiento de exploradores militares de Rusia en un recorrido de obstáculos
SiguienteRuta Solidaria” impacta atletas y dirigentes de la comunidad de Pantoja