El presidente de Guatemala cumple un mes en el cargo con más luces que sombras

Hay muchos gestos del presidente que pueden leerse como positivos para una ciudadanía con pocos elementos a favor"

Guatemala.- El médico y cirujano retirado Alejandro Giammattei cumplió este viernes un mes al frente del Gobierno de Guatemala, con más luces que sombras en opinión de expertas, pero también con una polémica ley sobre su despacho que podría empezar a dar pistas sobre su andar político.

El nuevo presidente guatemalteco, investido el pasado 14 de enero en reemplazo de Jimmy Morales Cabrera, completó sus primeros 30 días como gobernante interesado en exhibir la imagen de un hombre trabajador, muchas veces con jornadas de más de doce horas de labores.

"Hay muchos gestos del presidente que pueden leerse como positivos para una ciudadanía con pocos elementos a favor", le dijo a Efe la analista política independiente, Gabriela Carrera.

"Actitudes que apelan al trabajo, como las conferencias de prensa mañaneras que trasladan a la población la idea 'de que usted no se ha levantado y yo estoy levantado ya trabajando'", explica Carrera.

Giammattei ha madrugado en más de una ocasión para anunciar estados de prevención en varios municipios, una de sus estrategias de seguridad ciudadana, y también expuso en otro momento, cuando le cuestionaron por su salario, que estaba sudando para "ganar cada centavo".

"Nosotros estamos haciendo nuestro trabajo con un ánimo que no se veía desde hace tiempo en la población con un presidente en sus primeros días", señaló el gobernante 28 de enero en una rueda de prensa donde hizo referencia además de jornadas diarias de 18 o 20 horas de trabajo por parte de su persona y su equipo.

"Es claro que el presidente tenía un plan para comenzar su Gobierno y para conectar con la gente. Sus planes de recuperación y control, sus declaraciones, todo parece ir de la mano para recuperar la confianza de la gente", opina la exdiputada Sandra Morán, en declaraciones a EFE.

En opinión de Carrera, "pareciera" que el primer mes ha sido utilizado por Giammattei para la "recuperación de instituciones" y para "retomar las riendas y la autoridad", además de intentar ganarse a los habitantes de la capital con medidas de seguridad como la de los estados de prevención.

"Al gran grueso de la población, sobretodo urbana y en las periferias del departamento de Guatemala, le va a parecer muy favorable el primer mes de Giammattei", puntualiza la analista.

"Sobre todo por las demandas más solicitadas de esas zonas, que es la inseguridad", subraya.

La población urbana sufre principalmente por las miles de extorsiones que día a día son impuestas a comercios y hogares por pandilleros o por grupos criminales, y que Giammattei espera erradicar con los estados de prevención y con requisas a prisiones.

Fuente: EFE

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

COMPARTIR
AnteriorDirector colegio La Salle llama a dejar atrás la violencia machista
SiguienteMadonna abandona su último concierto ayudada por un bastón