Santo Domingo, RD.- Politólogos y sociólogos valoraron la cohesión que observa la oposición política dominicana en torno a un mismo propósito electoral, que tiene como blanco desplazar al oficialista Partido de la Liberación Dominicana (PLD) del poder y de quebrar el control que mantiene en el Congreso Nacional y los ayuntamientos.

Por vez primera en los últimos 20 años opositores dejan de lado sus diferencias para concurrir unificados en las elecciones de febrero y mayo de 2020.

Aunque los principales partidos de la oposición tienen definidos sus candidatos presidenciales, en el nivel congresual y municipal armonizan alianzas electorales.

Acuerdos que son valorado como respuesta a demandas sociales insatisfechas y a la no continuidad de las actuales autoridades.

Para politólogos y sociólogos las candidaturas comunes pactadas entre los partidos opositores representa una seria amenaza para el control que mantiene el oficialismo en el Congreso y los ayuntamientos.

Además del desgaste natural que observa el PLD a los largo de los casi 20 años en el poder, la salida de Leonel Fernández aceleró el debilitamiento de esa entidad política de cara a los comicios de febrero y mayo del año próximo.

Por: Rentería Montero