El nuevo dron lanzallamas TF-19 Wasp desarrollado por la empresa estadounidense Throwflame es capaz de lanzar un chorro de fuego a sus objetivos en tierra a una distancia de 7,5 metros durante 100 segundos, informa Task&Purpose.

El aparato está adaptado para casi cualquier condición atmosférica, y es igual de eficaz en un clima frío que en uno caluroso.

Este aparato volador no tripulado tiene una carga útil de 2,3 kilos y usa un sistema de encendido por plasma. Para lanzar una llamarada a 7,5 metros durante 100 segundos necesita 3,7 litros de líquido inflamable.

El fabricante afirma que el dron fue diseñado para desempeñar tareas agrícolas, pero es posible que sus capacidades sean útiles para otros fines.

Por: RT