Se habrían utilizado 92 millones de dólares entre el 2001 y 2014

Santo Domingo RD.- La defensa del empresario Ángel Rondón en el caso por los sobornos de Odebrecht, aseguró este lunes que las pruebas presentadas por el Ministerio Público, carecen de legalidad, por lo que deberían ser anuladas las imputaciones en su contra.

En su primer día de respuesta a la acusación de la Procuraduría, la barra de la defensa del empresario Ángel Rondón, solicitó al juez la invalidación de las pruebas presentadas por el Ministerio Público.

Los abogados de Rondón insisten en que los pagos realizados por la empresa brasileña Odebrecht a su cliente fueron por concepto de honorarios profesionales.

Durante la audiencia, Rondón Rijo solicitó la palabra al juez para hacer constar en acta algunas consideraciones.

El Ministerio Público defendió el expediente.
Según el Ministerio Público, Odebrecht certificó haber transferido 136 millones de dólares desde sus empresas offshore a las empresas de Rondón Rijo, quien era su enlace comercial en la República Dominicana.

Para supuestos sobornos se habrían utilizado 92 millones de dólares entre el 2001 y 2014.