La compañía alemana aclaró que el cambio no modificará la ayuda económica que la empresa tiene con la familia del ex piloto.

El 29 de diciembre de 2013, Michael Schumacher sufrió un accidente cuando esquiaba en Los Alpes franceses que lo dejó en coma. Desde aquel entonces, la familia inició un cerco informativo que no permite conocer el verdadero estado de salud del ex piloto.

Más allá de los escasos datos que se conocen, varios sponsors han continuado apoyando económicamente al alemán y ayudan así a costear los gastos médicos.

Mercedes Benz, última escudería de la cual Schumacher formó parte, decidió en 2014 colocar en los bólidos la frase “keep fighting Schumacher” (Sigue luchando Schumacher).

Sin embargo, para la temporada 2017 que comienza el próximo domingo, la compañía informó que sus autos ya no llevarán el mensaje y esto hizo enfurecer a los fanáticos.

Un portavoz de la empresa automotriz aclaró que esto no significa que le quitarán el apoyo económico a la familia y anticipó que realizarán nuevas actividades para apoyar al ex piloto.

Fuente: Infobae