Tras dictamen en caso Coral, Eduardo Estrella reafirma independencia del Poder Judicial

Explicó que confía plenamente en la independencia ese poder del Estado

Santo Domingo, RD.- El presidente del Senado, Eduardo Estrella afirmó este lunes que respeta la decisión judicial que envió a prisión a casi todos los imputados en el caso Operación Coral, contra quienes la jueza Kenya Romero dictó 18 meses como medida coercitiva.

El legislador explicó que confía plenamente en la independencia ese poder del Estado dominicano.

Estrella habló del tema luego de realizar un recorrido por el centro de vacunación instalado en el Congreso Nacional, donde son inoculados contra el COVID-19  los servidores públicos de todas las instituciones ubicadas en el Centro de los Héroes.

Te recomendamos: Envían a prisión por 18 meses a cinco de los implicados en Operación Coral

Se recuerda que, la jueza Kenya Romero de la Oficina de Atención Permanente del Distrito Nacional, envió este lunes a cinco de los implicados en el caso Operación Coral a prisión preventiva, como medida de coerción.

La magistrada ordenó prisión preventiva consistente por 18 meses en el Centro de Corrección y Rehabilitación Najayo Hombres para Adán Cáceres, Rafael Núñez de Aza, Tanner Flete Guzmán y Alejandro José Montero.

Mientras que la pastora Rossy Guzmán ordenó cumplir la medida en el Centro de Corrección y Rehabilitación Najayo Mujeres.

Contra el teniente coronel Raúl Alejandro Girón dictó prisión domiciliaria por 18 meses.

A los acusados se le imputa los delitos de asociación de malhechores, estafa contra el Estado dominicano, coalición de funcionarios, falsificación de documentos públicos, lavado de activos provenientes de actos de corrupción y porte y tenencia ilegal de armas de fuego.

De acuerdo a las investigaciones que realizó la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (PEPCA), cuando en el 2012, el expresidente Danilo Medina llegó al poder, Cáceres Silvestre comenzó a crear un entramado militar-policial, social y religioso para distraer fondos del CUSEP y del Cuerpo Especializado de Seguridad Turística (CESTUR).