Entiende que las declaraciones de Girón lo colocan en una situación especial

Santo Domingo, RD.- El Ministerio Público solicitó este viernes a la magistrada Kenya Romero, jueza interina del Juzgado de Atención Permanente del Distrito Nacional, la variación de la medida de coerción al imputado en el caso Operación Coral, Raúl Alejandro Girón Jiménez.

En ese sentido, procuradora adjunta Yeni Berenice Reynoso pidió al tribunal que se le varié la prisión preventiva por arresto domiciliario.

Expresó que entiende que las declaraciones de Girón lo colocan en una situación especial con relación a su seguridad, aunque con esto no quedará fuera su participación en el hecho. Además, le quedó prohibido salir del país.

Sobre el caso:

Pidió, además, que la vivienda en la que esté el imputado del caso quede solo en manos del tribunal y de la Procuraduría General de la República.

Esta solicitud se hace luego de que el imputado revelará cómo supuestamente operaba el entamado militar-religiosa, en la que está involucrado el jefe de seguridad del expresidente Danilo Medina.

“Con relación a la seguridad del imputado Raúl Alejando Girón Jiménez el Ministerio Público procedió a variar sus conclusiones para que el imputado no sea enviado al CCR Najayo Hombres, en virtud de que se entiende que los aportes que ha hecho a la investigación, con evidencias, que lo han colocado en una situación delicada con su seguridad”, dijo la procuradora adjunta.

La medida de coerción también se conoce contra el coronel Rafael Núñez de Aza, la pastora Rossy Guzmán y su hijo, Tenner Flete, y el sargento de la Armada, Alejandro José Montero Cruz.

El Ministerio Público solicitó contra los demás imputados18 meses de prisión preventiva y que el caso sea declarado complejo.