Desempleo y aumento precios canasta básica golpean fuertemente clase media baja en RD

Miles de personas se enfrentaron a la dura realidad de estar desempleadas, en los momentos más difíciles que ha vivido la humanidad en los últimos tiempos

Santo Domingo, RD.- La llegada del SARS-CoV-2, el virus que causa la COVID-19, sacó a relucir situaciones difíciles dentro del seno familiar en la República Dominicana.

Las familias de la clase media baja son las más afectadas por los altos costos de los alimentos y de los combustibles; si anteriormente contaban con una cantidad de dinero para hacer una compra para el mes en su hogar, ahora tienen que disponer de casi el doble para comprar los mismos artículos.

Como es el caso del señor Domingo Sánchez, que vendiendo pasteles en hojas en las calles del sector Los Ríos en Santo Domingo, tiene que sacar una familia de cuatro integrantes hacia delante, pero se queja por los altos costos de los precios de los alimentos en los últimos meses, ya que lo que se gana trabajando no le alcanza para mucho.

En una situación similar se encuentra el señor Pablo Martínez, quien tiene cinco dependientes y en estos meses ha experimentado una situación muy difícil para llevar el sustento a su hogar.

Estas personas tienen que luchar día a día para poder sobrellevar los gastos del hogar y alimentar a los dependientes, y la situación empeora mientras más integrantes tiene el hogar.

Los productos que más preocupan y que más consume la población son las carnes, el arroz, los vegetales, el huevo, los plátanos, entre otros.

La carne de res se oferta a 125 pesos en los diferentes mercados de la capital, precio que se ha mantenido en las últimas dos semanas.

El arroz en promedio se vende a 25-28 pesos la libra, un precio muy alto para los segmentos de menos poder adquisitivo.

Según el Banco Central de la República Dominicana (BCRD) entre diciembre de 2020 y enero de 2021 la mayoría de los productos que conforman la canasta básica sufrieron variación en el alza, de acuerdo al Índice de Precio al Consumidor por artículo que publica la institución reguladora.

Entre estos artículos están la carne de cerdo (6.69 %), carne de aves (6.60 %), pepino (6.55 %), carne molida de res (6.50 %), pierna de cerdo (6.43 %), entre otros.

El Banco Central indica que el costo de la canasta familiar nacional se ubica en enero de 2021 en 37,293.53, un 2.06 % más que en el mes de octubre de 2020 cuando se encontraba en 36,540.61.

 

Alzas en los precios de los combustibles y transporte

Según informó la periodista Julissa Céspedes, en su reportaje denominado “El gasoil: combustible que más incide en el alza de los productos de la canasta familiar”, el aumento del precio de los combustibles ha encarecido el costo de los productos de primera necesidad, asimismo el aumento en el costo del transporte público afectado el presupuesto de las familias dominicanas.

En los últimos meses ha incrementado el costo del transporte público urbano entre 10 y 5 pesos, de su lado el interurbano ha tenido un aumento que va desde los 50 a 100 pesos.

Un ejemplo de esto es el pasaje desde Santo Domingo a Azua que anteriormente costaba RD$210 y ahora subió a RD$300, con un aumento de 90 pesos.

Asimismo trasladarse desde Santo Domingo a la provincia Bahoruco anteriormente costaba RD$400 pesos y tras la pandemia el costo fue aumentado a RD$500 pesos, tiene un aumento de 100 pesos.

Todo esto ha pasado desde que en el país se registró el primer caso importado de coronavirus en marzo del año 2020, y es que el coronavirus ha provocado serios efectos negativos en la sociedad dominicana y el mundo, que van desde el fallecimiento de millones de personas hasta la paralización de la economía y el aumento de los precios de los combustibles.

Desempleo

Durante el gobierno del expresidente Danilo Medina, se inició el confinamiento y fueron cerradas empresas no esenciales como gimnasios, centros comerciales, bares, restaurantes entre otros centros de reunión de personas.

Con el cierre cientos de empresas en el país muchas personas se fueron a sus casas, en ese sentido el Ministerio de Trabajo informó que aproximado de 700 mil trabajadores que fueron suspendidos en el país a inicios de la pandemia, a la fecha, menos de 100 mil se mantienen en esa condición.

Pero miles de personas se enfrentaron a la dura realidad de estar desempleadas, en los momentos más difíciles que ha vivido la humanidad en los últimos tiempos.

La COVID-19 afecta la salud mental de las familias

Durante estas primeras fases de la pandemia de COVID-19, expertos en el área de psicología advirtieron sobre una posible crisis de salud mental, que afectará a una población que se enfrenta a agravios en la economía y el desempleo.

Los dominicanos empezaron a vivir situaciones nunca antes vistas, las personas se sentían ansiosas por el desconocimiento de la enfermedad y el temor a contagiarse.

Vacunas

El Plan Nacional de Vacunación que se implementa desde el Gobierno tranquiliza un poco a la población y enciende esa llama de la esperanza de que todo vuelva a la normalidad, y con ellos se aligere un poco el precio de los alimentos y de los combustibles que en las últimas semanas han experimentado alzas considerables.

Según datos del Ministerio de Salud Pública unas 606,006 personas han sido inoculadas en el país contra la COVID-19.

Con estos nuevos vacunados se alcanza el 7.7 % de la población meta a vacunar, que es de 7 millones 800 mil personas, aproximadamente.

Mientras que, a partir del 24 de marzo, se aplicará la segunda dosis de la vacuna contra el coronavirus, a las personas que fueron inoculadas en la primera fase.

Por: Joseiri Novas

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

AnteriorFallece Marvin Hagler, una de las grandes leyendas del boxeo mundial
SiguienteAbel Martínez: peledeístas deben seleccionar un candidato que garantice retorno al poder