Senadora Faride Raful propone Ley de Memoria Histórica al conmemorarse el 60 aniversario del asesinato de Las Mirabal

COMPARTIR

Santo Domingo, RD.- La Senadora del Partido Revolucionario Dominicano (PRM) por el Distrito Nacional, Faride Raful, sometió este martes un proyecto de ley de memoria histórica, a propósito de conmemorarse este miércoles el 60 aniversario del asesinato de las Hermanas Mirabal, por parte de la dictadura trujillista.

La legisladora explicó que la iniciativa propone la creación de un centro que permita la investigación de los hechos y que se pueda desclasificar los archivos y expedientes que aún se mantienen en el anonimato, para subsanar una deuda histórica con las familias de los cientos de desaparecidos durante la tiranía.

En la conferencia de prensa acompañaron a la legisladora, el historiador y luchador antitrujillista, Rafael Fafa Taveras, y su padre, el también historiador Tony Raful.

Las hermanas Mirabal, también conocidas como Las Mirabal o Mariposas, fueron tres hermanas dominicanas que se opusieron fervientemente a la dictadura de Rafael Leónidas Trujillo.

Patria, Minerva y María Teresa Mirabal fueron asesinadas el 25 de noviembre de 1960. Una cuarta hermana, Bélgica Adela "Dedé" Mirabal, no tuvo un papel activo en las actividades hechas contra el dictador.

La hermana mayor, Patria, no tenía el mismo nivel de actividad política que sus otras hermanas, pero las apoyaba; incluso prestaba su casa para guardar armamentos y herramientas de los insurgentes.

El 18 de mayo de 1960, las hermanas Minerva y María Teresa habían sido juzgadas en Santo Domingo, al igual que sus esposos, por atentar contra la seguridad del estado dominicano.

Se les declaró culpables y fueron condenadas a tres años de prisión. Inmediatamente todos comenzaron a purgar sus penas, pero ellas no durarían mucho en la cárcel.

En un gesto extraño, el 9 de agosto y por disposición expresa de Trujillo, Minerva y María Teresa Mirabal fueron puestas en libertad. Sus maridos, sin embargo, continuaron en prisión.

Estas disposiciones de Trujillo tenían doble propósito: por un lado, pretendía demostrar su "generosidad"; por el otro, les daba la libertad a aquellas personas a quien él quería seguir hostilizando. Este último era el caso de las Mirabal.

No bien habían pasado un par de semanas de la libertad, y ya existían informes sobre reuniones secretas contra el régimen encabezadas de nuevo por las Hermanas Mirabal. Esto, sumado a las presiones internacionales, entre muchas cosas, por el atentado en Venezuela contra el presidente Rómulo Betancourt.

Por lo anterior, la OEA sancionó al Estado dominicano con rompimiento de relaciones diplomáticas y económicas y la creciente caída de los diferentes regímenes dictatoriales en América Latina. En medio de un informe que inició de nuevo con los pasos que daban estas mujeres, rebosó la copa de la tolerancia de Trujillo quien ordenó al general Pupo Román un plan para desaparecer definitivamente a las Hermanas Mirabal.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

AnteriorLa esposa del presidente de Colombia da positivo al coronavirus
SiguienteEmpresario Celso Marranzini gana Galardón al Mérito Industrial