Es viable escalar emisiones negativas por soluciones sostenibles

Un análisis reciente de McKinsey para la Coalición de las Emisiones Negativas sugiere que es posible escalarlas a través de una cartera de soluciones sostenibles.

Según estudios es viable escalar emisiones negativas por soluciones

Santo Domingo, RD.- Un análisis reciente de McKinsey para la Coalición de las Emisiones Negativas sugiere que es posible escalarlas a través de una cartera de soluciones sostenibles.

Las cuales incluyen medidas basadas en soluciones climáticas naturales, NCS; captura y almacenamiento de aire directo, DACS y captura y almacenamiento de bioenergía y carbón, BECCS.

Tomadas estas medidas se pueden escalar para alcanzar más de una gigatonelada de producción en las próximas décadas.

Esto sin destruir las reservas de carbono existentes, dañar ecosistemas sensibles o desviar recursos de actividades económicas esenciales.

Si se cumplen todos los objetivos de reducción de CO2, es probable que el mundo supere un nivel de carbono de 1,5 ° C antes de 2040.

Añadiendo más CO2 atmosférico del que los científicos consideran permisible.

Se necesitan importantes emisiones negativas (eliminación de carbono) con reducciones de emisiones para evitar un cambio climático catastrófico.

El análisis muestra que las emisiones negativas se pueden implementar a la escala requerida.

A medida que los gobiernos y las empresas asumen la urgente tarea de reducir las emisiones de carbono, también deberían considerar otro medio esencial para limitar el aumento de las temperaturas globales: eliminar el carbono de la atmósfera mediante la creación de emisiones negativas.

Los métodos de emisiones negativas

Los métodos de emisiones negativas NCS, BECCS y DACS están disponibles en la actualidad.

No obstante, construirlos a la escala requerida puede suponer un esfuerzo monumental.

Sin embargo, es probable que el coste de tal proceso resulte significativamente menor de lo que suponen los costes actuales.

Abordar el déficit actual de estas emisiones es vital para evitar el calentamiento global extremo e irreversible.

Asimismo, requerirá un esfuerzo coordinado entre proveedores, compradores, organismos de supervisión y otras entidades.

Mantener el calentamiento por debajo de 1,5 ° C al detener la acumulación de CO 2 atmosférico es fundamental para limitar la exposición del mundo a los peligros físicos resultantes del cambio climático.

Como también para evitar ciclos de retroalimentación potencialmente catastróficos en el clima de la Tierra que conducen a efectos permanentes.

Del mismo modo, está bien establecido que mantener el calentamiento a 1,5 ° C ahora solo será posible con emisiones negativas significativas.

Mismas logradas mediante soluciones que eliminan el carbono de la atmósfera y lo almacenan a largo plazo.

Las emisiones negativas ofrecen importantes oportunidades para las empresas que las compran.

Así como para las que participan en la creación de industrias de eliminación de carbono.

Por el lado de las compras, algunas empresas se han fijado el objetivo de convertirse no sólo en carbono neutral, sino en carbono negativo en los próximos años.

Microsoft, por ejemplo, se compromete a comprar una cartera de emisiones negativas como parte de su esfuerzo por convertirse en carbono negativo para 2030.

Y de esa manera eliminar para 2050 todo el carbono que ha emitido, directamente o del consumo de electricidad, desde la fundación de la empresa en 1975.

Más acerca de McKinsey

McKinsey & Company es una empresa estadounidense de consultoría de gestión a nivel mundial, fundada en 1926 por el profesor de la Universidad de Chicago James O. McKinsey, que asesora sobre gestión estratégica a corporaciones, gobiernos y otras organizaciones.

 

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

Anterior30 de Mayo campeón XVII Torneo de Baloncesto Superior Monte Plata
SiguienteLa FAO pide 36 millones de dólares de ayuda "urgente" para Afganistán