República Dominicana entre países más afectado por consumo de tabaco

Santo Domingo, RD.- Según el Índice de Interferencia de Industria del Tabaco, que evalúa cómo la industria tabacalera interactúa con el gobierno para intervenir en políticas públicas, República Dominicana es el país más afectado, los datos surgen tras la evaluación de 80 países.

En el programa Descalificados con la periodista Addis Burgos, fueron presentados los resultados de 18 países latinoamericanos que formaron parte de dicho análisis, realizado a nivel mundial.

En el estudio fue destacado el sector salud, el que arrojó un resultado de que el país quedará en primer lugar con un puntaje de 96/100.

Las consecuencias de esto son letales, incluyendo que cada vez más niños y adolescentes son estimulados a fumar, debido a un control casi absoluto de la industria en las regulaciones.

La investigación sugiere que al parecer, vivimos en un "estado tabacalero". La Alianza Dominicana Antitabaquismo destaca que así es en la práctica. Cita que pese a que en los objetivos de desarrollo sostenible agendado para 2030 se destaca la disminución del consumo de tabaco por su vinculación con enfermedades y muerte el presidente de la República ha presentado un "Plan de Relanzamiento de la Industria Tabacalera".

El plan incluye un proyecto de ley que tiene como fin declarar el tabaco y el puro como patrimonio cultural de  República Dominicana.

Durante la investigación, Samuel Ramos, doctor en Cardiología, encontró una serie de hallazgos que resultan incompresibles y contradictorios.

Resultados de la investigación sobre la Industria Tabacalera en República Dominicana

No es un secreto que el consumo de tabaco es perjudicial para la salud y que deriva en múltiples enfermedades en su mayoría cardiovasculares. Esto  debido a que su uso aumenta la frecuencia cardíaca y arterial favoreciendo así que una persona acabe con infartos o ataques cerebrales.

Las exportaciones de tabaco en el país se incrementaron un 6.5% en septiembre de 2019. Por lo que se obtuvo US $969.2 millones, un total de US $58.8 millones más que los US $910.4 millones registrados en el mismo mes de 2018.

Los puros se ubican entre los principales productos vendidos en el exterior. Según un informe del Centro de Exportaciones e Inversiones de República Dominicana (CEI-RD).

Análisis realizado por Alianza Dominicana Antitabaquismo

Sin embargo, la Alianza Dominicana Antitabaquismo establece que es algo más que una representación económica.

La Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra realizó un estudio teniendo como eje central el consumo en adolescentes de secundaria. En dicho estudio los datos arrojan que un gran número pese a ser menores de edad.

Para los investigadores médicos detrás de levantamientos de salud e indicadores del consumo de tabaco, resulta preocupante que el sector turístico se presenta en el mercado internacional como el edén del puro.

Otra violación a la ley, es como se observa el procesamiento de tabaco en lugares abiertos y con la participación de niños. Por lo que predispone la normalización de consumo y expone a efectos de la nicotina.

La Alianza Dominicana Antitabaquismo destacó que el proyecto de ley de salud que fortalecería las medidas sanitarias se ha quedado estancado en el congreso. Mientras tanto, los espalderos de las tabacaleras mantienen una agenda siempre respaldada por los distintos poderes.

Dicha alianza señaló a los Ministerios de Turismo, Industria y Comercio y la Dirección de Aduanas por mantener subsidios, privilegios aduanales y otras facilidades. No obstante, para una industria cuya economía no tiene como pagar las muertes que provoca.

Según el más reciente informe global de prevalencia del tabaco se estima que 14.6% de los masculinos dominicanos son consumidores activos. Mientras que entre las mujeres 6.5% tiene un hábito de consumo.

La Alianza Dominicana Antitabaquismo ha censurado públicamente el silencio que puede confundirse con complicidad del Ministerio de Salud en términos de regulación y seguimiento a las leyes de control del tabaco.

Con esto, dejó en poder de la industria tabacalera todos los sistemas de regulación y protagonismo.