Santo Domingo, RD. - Funcionarios del equipo económico del gobierno que defienden a capa y espada la concreción de una reforma fiscal, fueron los primeros en oponerse a la impulsada en la gestión que encabezó Danilo Medina, a finales del 2012.

Entre los actuales que objetaron la propuesta del Gobierno de Medina, se cuenta el hoy ministro de Economía, Planificación y Desarrollo, Miguel Ceara Hatton.

En mayo de ese año, en su rol de opositor, el economista expresó su rechazo a nuevos gravámenes.

“Yo, como ciudadano, no estoy dispuesto a pagar por el uso y abuso de los recursos del Estado”, declaró Ceara Hatton.

En sus recurridas declaraciones a los medios de comunicación, el miembro del PRM atribuyó el déficit fiscal, estimado en un 8% del Producto Interno Bruto, a los gastos de campaña en los que incurrió el PLD.

Otro funcionario con similar posición es el director de Presupuesto, José Rijo Presbot.

El economista y consultor fue uno de los principales críticos de la política económica de la anterior gestión peledeísta.

Sin embargo, contrario a esos años, el funcionario defiende a capa y espada la reforma fiscal planteada por el gobierno.

Por más de una década los gobiernos han postergado la discusión y firma del pacto fiscal, planteado en la Ley de Estrategia Nacional de Desarrollo.

Tocará al presidente Luis Abinader asumir el desafío, político.

Además del económico y social, que le representará a su gobierno el abordaje de una reforma fiscal en el actual contexto.