La abogada de Luis Inchausti dijo que no existen pruebas

Santo Domingo, RD.- Familiares del dirigente del Partido de la Liberación Dominicana, Luis Inchausti, quien guarda prisión desde el sábado por supuesta violencia de género contra su pareja Carina Botello, denunciaron que la Unidad de Atención a Violencia Intrafamiliar de la Rómulo Betancourt, opera de manera prejuiciosa contra el imputado.

La abogada de Luis Inchausti dijo que no existen pruebas que indiquen que el dirigente político golpeó a su pareja. Explicó que es una retaliación en contra de su defendido por parte de la señora Karina Botello, porque este supuestamente no le firmó un permiso de viaje para hija menor de edad.

Inchausti guardaba prisión en la cárcel provisional del Palacio de Justicia de Ciudad, pero junto a otros detenidos dio positivo al COVID-19 y fue trasladado al recinto de Hacienda Victoria, en Manoguayabo.

Inchausti, exdirector de los Programas de Empleos Mínimos Eventuales (PEME) y dirigente del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), están acusado de violencia física, verbal y psicológica en contra de una expareja con la que tiene una hija de 7 años.

En un comunicado, la magistrada Belkis René Rodríguez, coordinadora de la citada unidad, informó de que debido a que actualmente Inchausti es positivo a la COVID-19, fue trasladado al Batey Bienvenido, “donde puede permanecer en aislamiento y bajo el seguimiento médico necesario”.

Entre los declarantes se encuentra la hija mayor de la víctima, quien aseguró que no es la primera vez que Inchausti abusa de su expareja, a la que en mayo de 2018, presuntamente, “agredió físicamente tomándola por los cabellos y estrellándola contra la pared”.