Nacionales

Darío Zapata dice no descansará hasta que exista Código Penal drástico con la delincuencia

Diputado Darío Zapata
Diputado Darío Zapata

SANTO DOMINGO.-El diputado Darío Zapata aseguró este viernes  que no descansará hasta que en República Dominicana exista un Código Penal que castigue de manera ejemplar a la delincuencia.

Al hablar por primera vez a los medios de comunicación luego de que asaltantes mataran a su hijo, Dabel Zapata, en medio de asalto la madrugada del pasado 16 de agosto, dijo que ante la pérdida inolvidable de su hijo buscará lograr dotar a la comunidad jurídica y a la sociedad de un instrumento jurídico que castigue de manera drástica y contundente la delincuencia.

“Quiero decirle al país a través de estos medios de comunicación, que no descansaré, en honor a su memorias y a otras caídas de esa misma naturaleza, para que tengamos un Código Penal, para que la comunidad jurídica y la sociedad dominicana este dotada de un gran instrumento legal  que pueda ser drástico y contundente con las imposiciones de las penas en materia de asaltos y secuestros”, dijo el legislador.

El diputado por Dajabón mostró satisfacción con las mingitorias de las autoridades.

Darío Zapata, diputado del partido de Gobierno, reveló además que  a uno de los supuestos agresores, que quiso pasar como menor de edad ante las autoridades judiciales, se le hicieron los análisis y se comprobó que es mayor de edad, por lo que podrá ser juzgado como adulto.

El joven salió de su hogar en la provincia de Dajabón arribando a las 10:00 de la noche con destino hacia la Capital, en su trayecto este decidió detenerse a buscar alimento, sin imaginarse que este sería el último día de su vida. 

Dabel Zapata, con solo 32 años, y en plena flor de su juventud, perdió la vida en manos de cuatro desaprensivos, quienes se encontraban asaltando a mano armada en el comercio de la “Picalonga Boulevar” y Zapata se negó a entregar su celular al momento del suceso, y en la fría acera del Kilómetro 8½ de la avenida Independencia un disparo en la pierna le arrebató sus sueños a Dabel.

Más contenido por David Ruíz Pérez