Este jueves corresponderá el turno a la barra de la defensa rebatir los argumentos del Ministerio Público

Santo Domingo, RD.-Sera a la una de la tarde cuando la jueza del Juzgado de Atención Permanente del Distrito Nacional, Kenya Romero, continúe la audiencia de medidas de coerción contra los imputados en el caso Operación Coral, que involucra a varios oficiales activos de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional.

En la jornada del miércoles, el Ministerio Público procedió dio lectura de la solicitud de medida de coerción contra el mayor general Adán Cáceres Silvestre, la pastora Rossy Guzmán Sánchez y otros cuatro involucrados solicitando al tribunal que declare el caso complejo y que imponga 18 meses de prisión preventiva a los encartados.

Luego de una kilométrica audiencia la Procuraduría Anticorrupción finalmente presentó sus conclusiones y a diferencia de lo que pidió en el documento de solicitud de medida de coerción, el Ministerio Público ha solicitado que los seis imputados en el caso Coral, vayan por 18 meses al Centro de Corrección y Rehabilitación de San Cristóbal.

Los abogados del general Cáceres Silvestre y la pastora Rosy Guzmán, encartados en la supuesta estructura mafiosa, rechazaron la solicitud que hace el órgano acusador, y en consecuencia aseguran solicitarán a la magistrada Kenya Romero, libertad pura y simple en favor de sus defendidos.

Para este jueves corresponderá el turno a la barra de la defensa rebatir los argumentos del Ministerio Público y además demostrar presupuestos que evidencien que sus defendidos no deben ir a prisión y ser dejados en libertad.

El director de la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (Pepca), Wilson Camacho, indicó que las indagatorias continúan y que serán capturados y puestos a disposición de la justicia todos los que determine el proceso investigativo que se encuentren vinculados a este supuesto entramado de corrupción.