En Estados Unidos, los contagios por coronavirus siguen en incremento sostenido de acuerdo a cifras oficiales. El Departamento de Salud contabiliza más de 175,000 nuevas infecciones de COVID-19 cada 24 horas en todo el país. Expertos en salud pública advierten que estos registros pueden aumentar de manera crítica tras la celebración de la Navidad… así también lo teme la población…

“Los contagios se dispararon por la cuestión de ómicron, pensábamos que ya lo habíamos superado, pero no… nos confiamos y ahora los contagios aumentaron muchísimo… pero igual creo que la gente se reunió… aunque hubo diferencia, si hubo gente que no se reunió pero porque estaba contagiada” (Diana Ortiz/Transeúnte).

Los centros de detección del virus muestran filas concurridas… incluso hay poca disposición de pruebas caseras… Algunos atribuyen al cansancio del aislamiento el apego parcial a las recomendaciones sanitarias…

“Yo te digo una cosa…la gente se reunió, siempre estuvo junta… hay una cantidad de personas que están infectadas y sin embargo están juntas… yo pienso que la gente esta diciendo ‘bueno si nos vamos a morir que nos muramos y ya’…” (María Escobar/Transeúnte).

Jurisdicciones como Nueva York contabilizan aumento en las hospitalizaciones…estas complicaciones motivan a reiterar la prudencia en la ciudadanía…

“Tú tienes dos opciones o te aíslas del problema o te insertas en la solución…estamos en la solución. La solución es que la gente debe protegerse y debe cuidarse”(Héctor Zárate/Transeúnte).

Por otra parte, los CDC flexibilizaron a siete días el aislamiento del personal de salud infectado, para garantizar profesionales en los hospitales en medio de la creciente ola de contagios.

Fuente: Voz de América