Pfizer: dos dosis de la vacuna “no son suficientes contra ómicron”

El director ejecutivo de Pfizer, Albert Bourla, dijo que es posible que dos dosis de la vacuna desarrollada por el laboratorio que conduce no brinden una protección sólida contra la variante ómicron del COVID-19.

También admitió que las inyecciones originales también han perdido parte de su eficacia para prevenir la hospitalización. En cambio, resaltó la importancia de los refuerzos para evitar hospitalizaciones y muertes.

Bourla enfatizó la importancia de una tercera inyección para aumentar la protección de las personas contra el Ómicron. Dijo que los refuerzos con una tercera dosis brindan una buena protección contra la muerte y una protección “decente” contra la hospitalización.

“Las dos dosis no son suficientes para Ómicron”, dijo Bourla. “La tercera dosis de la vacuna actual brinda una protección bastante buena contra las muertes y una protección decente contra las hospitalizaciones”.

Bourla dijo que la variante hallada en Sudáfrica en noviembre pasado es un objetivo más difícil que las variantes anteriores. Ómicron, que tiene docenas de mutaciones, puede evadir parte de la protección proporcionada por las dos dosis originales de Pfizer.

“Hemos visto muy claramente con una segunda dosis que lo primero que perdimos fue la protección contra las infecciones”, dijo Bourla. “Pero luego, dos meses después, lo que solía ser muy fuerte en la hospitalización también se redujo. Y creo que esto es lo que preocupa a todos”.

Datos de la Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido han encontrado que dos dosis de la vacuna tienen un 52% de eficacia para prevenir la hospitalización 25 semanas después de recibir la segunda inyección.

Dos dosis de las vacunas de Pfizer o Moderna son solo un 10% efectivas para prevenir la infección por Ómicron 20 semanas después de la segunda dosis, según datos del Reino Unido.

Una dosis de refuerzo, por otro lado, tiene hasta un 75% de eficacia para prevenir la infección sintomática y un 88 % de eficacia para prevenir la hospitalización, según los datos.

Sin embargo, Bourla dijo que no está claro cuánto tiempo una dosis de refuerzo brindará protección contra el COVID-19. La Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido también descubrió que los refuerzos solo tienen una eficacia del 40% al 50% contra la infección 10 semanas después de recibir la vacuna.

“El signo de interrogación es cuánto dura esa protección con la tercera dosis”, dijo Bourla. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. ahora recomiendan que algunas personas con sistemas inmunitarios comprometidos reciban cuatro inyecciones, tres dosis primarias y un refuerzo. Israel ha lanzado la cuarta dosis de Pfizer para personas mayores de 60 años. Israel descubrió que la cuarta dosis aumenta cinco veces los anticuerpos protectores.

Bourla dijo que Pfizer tendrá lista en marzo una vacuna que apunte específicamente contra Ómicron, aunque dijo que no está claro si será necesaria o no. También aseguró que se deben realizar más pruebas para determinar si la cuarta dosis es necesaria o no.

“La esperanza es que logremos algo que tenga una protección mucho mejor, en particular contra las infecciones, porque la protección contra hospitalizaciones y enfermedad grave ahora mismo es razonable con las vacunas actuales, siempre que se haya administrado la tercera dosis”, dijo Bourla.

El máximo ejecutivo de Pfizer explicó que la nueva versión busca una mayor inmunidad ante ómicron, pero seguiría ofreciendo protección ante otras variantes.

Aunque el producto estará listo en marzo, Bourla dejó claro que aún no sabe si será necesaria su utilización.

“No sé si hay necesidad de una cuarta dosis de refuerzo, pero tiene que probarse. Nosotros haremos experimentos”, dijo.

Mientras, la compañía Moderna espera tener disponible para el próximo otoño una nueva dosis de refuerzo de su vacuna diseñada para combatir la variante Ómicron.

Puedes leer: OMS ve prematuro considerar endémica la COVID por expansión ómicron