Entretenimiento

¿Cómo era la novia de Mbappé antes de ser modelo trans?

¿Cómo era la novia de Mbappé antes de ser modelo trans?
¿Cómo era la novia de Mbappé antes de ser modelo trans?

Los medios de todo el mundo ya dan por hecho que la relación entre el jugador de fútbol Kylian Mbappé y la modelo trans Inés Rau ya es un noviazgo consumado. Acá te contamos la historia de esta modelo-activista en cuestiones de género y preservación del medio ambiente.

Detrás de Ines Rau hay una historia de vida increíble. Nació en París, de padre argelino y madre marroquí francesa, con el nombre de Mario Carrizo. Se hizo la transición y se sometió a una cirugía de reasignación de sexo a los 16 años con el apoyo de sus padres. La modelo trans inglesa Caroline Cossey fue su inspiración. Los siguientes años vivió como mujer pero no reveló su identidad transgénero hasta los 24 años.

Inés Rau
Carolina Cossey, la modelo transgénero en quién se inspiró Inés Rau

«De los 18 a los 24 años, me aferré a este gran secreto, incluso con las personas más cercanas a mí. Vivía como mujer pero no podía hablar de mi pasado. Necesitaba algo de tiempo para aceptar quién era y acostumbrarme a hablar sobre mi viaje y ser mi verdadero yo», expresó .Inés fue la primera modelo transgénero en aparecer en la portada de Playboy posando como Playmate del Mes de noviembre de 2017. Además de modelo es escritora y en 2018 lanzó su autobiografía, “Mujer”.

El libro que escribió Inés.

Entre Dj’s y la moda

Luego de cumplir los 18 años, Rau comenzó a bailar para DJs en Ibiza. Entonces, se convirtió en amiga de David Guetta. Poco después de declararse transgénero, en 2013, con 24 años posó desnuda por primera vez con Tyson Beckford para un reportaje de OOB, una lujosa revista francesa.

Fue en mayo de 2014 cuando apareció en “A-Z issue” de Playboy, en el reportaje titulado “Evolution”, que pretendía representar las otras identidades de género más allá del binario masculino-femenino. Rau se convirtió en la segunda modelo trans en aparecer en Playboy, después de Cossey en 1981 y en la primera en salir del closet como trans voluntariamente.

Rau trabajó como modelo para las marcas Nicole Miller, Barneys New York y Alexis Bittar. También apareció en Vogue Italia, en una campaña para Balmain y en los programas de reportaje “Quotidien” y “C à vous”.

En octubre de 2017, el hijo del fundador de Playboy, Cooper Hefner, anunció que Rau aparecería como “Playmate del Mes” en la portada de Noviembre/Diciembre 2017. Se convirtió en la primera mujer abiertamente transgénero en aparecer de esta manera.

En 2019 debutó como actriz en televisión interpretando el papel de Marcia en “Vernon Subutex”. Dos más tarde, en el 2021, hizo un cameo en “The Souvenir: Part II”, de Joanna Hogg, con el protagonismo de Tilda Swinton. Además, interpretó a Victore en “Emily en París” (2021), de Netflix.

Activista por la ecología y la identidad sexual

Rau se volvió más activa en las campañas por los derechos de las personas transgénero. Su activismo se ha extendido desde entonces a los derechos de la mujeres, la preocupación por los derechos y la educación de niños de escasos recursos y la preservación del medio ambiente. Ha participado en campañas en territorios de los indígenas del Amazonas.

«Solo quiero mostrar que las personas transgénero, sean quienes sean, son personas comunes y corrientes”, dice Rau. “Merecen respeto. Son solo seres humanos. . . . Esta es mi pequeña forma de ayudar», dice.

Lee también

Así se describe la modelo trans Inés Rau

Desde su cuenta de Instagram compartió: «Yo estaba lista para compartir con ustedes acerca de la eco-ansiedad que he estado sintiendo durante meses, como muchos de ustedes estoy segura; y luego de la nada recibí un mensaje de odio sobre mi peso que realmente me dolió, y no es la primera vez . Pero ambos temas están relacionados.

Para empezar, si hoy estamos aquí enfrentando todos estos problemas en la Tierra es porque el nivel de conciencia global de la humanidad y sus líderes no está a la altura del don de vivir en este hermoso planeta. Violencias, competencia, juicios constantes y consumo excesivo son responsables de la contaminación física y psicológica de nuestra civilización. La separación que proviene de la crítica en muchos niveles es de hecho parte del problema. Sí, soy una mujer delgada, esa es mi naturaleza, no puedo hacer nada al respecto, y como mujer trans mis huesos pueden ser más andróginos y visibles que otra mujer, pero soy como soy, no puedo no hacer nada al respecto y eso está bien.

Estoy saludable, tal vez más que el promedio. Practico mucho yoga, cardio, y me gusta ayunar unas cuantas veces al año, desintoxicarme con jugos y comer principalmente frutas y verduras porque eso es lo que me hace sentir bien y equilibrada. Y para mí consumir menos y comer sólo lo que mi cuerpo necesita es un acto de activismo y respeto por el planeta, este es mi aporte personal y nunca juzgaría a nadie que piense o actúe diferente. Así es como me siento bien en mi templo y deberíamos celebrar la diversidad corporal en lugar de juzgarla. Es mi naturaleza ser delgada y atlética y me siento genial y sexy así, y al que no le guste, que se den de suscribirse», compartió.

Más contenido por Andrés Tovar