Internacionales

Un nieto de Fidel Castro llevó al magnate británico Richard Branson a un recorrido por La Habana

El presidente de Virgin Group visitó la ciudad junto a Fidel Antonio Castro Smirnov

En su reciente visita a Cuba, el propietario del Virgin GroupRichard Branson, contó para el recorrido por las calles de La Habana con la compañía de uno de los nietos del fallecido Fidel Castro, Fidel Antonio Castro Smirnov.

El encuentro entre ambos vuelve a hablar sobre los privilegios de los que goza el círculo más íntimo de los Castro en Cuba y de la impunidad con la que se mueven en un país hoy marcado por la pobreza y el atraso.

Desde que se flexibilizaron las condiciones para que los turistas visiten la isla bajo el gobierno de Barack Obama, varias celebridades la han recorrido elevando el perfil público de la dinastía Castro, que ha hecho una costumbre de rodearse de ricos y famosos de diferentes partes del mundo.

De acuerdo con la revista Forbes, el Virgin Group consta de unas 350 empresas y la fortuna de Branson asciende a 5.100 millones de dólares.

El magnate definió su visita a La Habana como «fascinante» en una publicación escrita por él y compartida en su cuenta de Twitter, y también detalló: «Hemos estado volando a Cuba durante muchos años con Virgin Atlantic, y fue genial echar un vistazo a hitos locales como el famoso Hotel Nacional. Estuve en La Habana con el director general de Virgin Voyages, Tom McAlpin, discutiendo sobre oportunidades futuras»

Además, se refirió a su paseo con el nieto de Castro como una «suerte» y dijo que conversaron sobre el amor que tienen en común por «las aventuras y el océano». Ambos profundizaron en los diversos avances médicos que se han desarrollado en Cuba. «Podrían ser increíblemente útiles para el resto del mundo», afirmó Branson.

El multmillonario también opinó sobre la política del presidente estadounidense Donald Trump en relación a la isla, y lamentó que se esté intentando «revertir muchos de los avances que se lograron durante los años de Obama».

«Un embargo en vigor desde hace casi 60 años ha obstaculizado el desarrollo de Cuba, pero también ha detenido el acceso de EEUU a muchos de sus avances. Las sanciones han variado en severidad, y durante la presidencia de Barack Obama sus órdenes ejecutivas revertieron algunas de las medidas más duras«, escribió Branson sobre el embargo estadounidense.

Branson también destacó la hospitalidad del nieto del líder cubano: «Gracias a Fidel Antonio por la absorbente discusión y a la maravillosa gente de Cuba por la hospitalidad. Espero volver a visitarlo pronto», escribió.

 

Más contenido por Redacción CDN