En Desarrollo

Sueños de Navidad: niño se convierte en policía

Sueños de Navidad: niño se convierte en policía
Sueños de Navidad: niño se convierte en policía

A Jhojansel lo vistieron sin saber para qué ni dónde iba, cuando llegó la patrulla policial al albergue su cara de asombro y emoción contagiaron el ambiente, se convertiría en policía por un día, se haría realidad su sueño de patrullar la ciudad y en su despacho le esperaba el director de la uniformada.

Eran las 3:00 de la tarde cuando una patrulla policial sorprendió a Jhojansel en su familia de acogida a la que llegó teniendo dos años de edad.  Es un niño tímido, tan formal que parece un policía atrapado en el cuerpo de un menor, todos dicen que se cree el personaje.  Cuando el coronel Diego Pesqueira le informó que por instrucciones del director de la policía Mayor General Eduardo Alberto Then sería policía por un día su cara se transformó, corrió a pedir permiso a su madre de crianza sin saber cómo contener las emociones.

Dos oficiales superiores le acompañaron en este patrullaje sorpresa que se convirtió para Jhojansel en el día más emocionante que ha vivido, hicieron un recorrido cual policía cualquiera montado en la parte delantera y hasta una pequeña practica de cómo funciona la radio patrulla incluida. Mientras atravesaban la ciudad el corazón le latía cada vez más fuerte luego de saber que sería recibido por el director general de la policía. 

Testigos del sueño de un niño y su encuentro con el director de la policía

Estábamos ahí para ver el gran encuentro, con el pecho erguido como quien se sabía policía Jhojansel subió las escalinatas del Palacio Policial escoltado, alrededor el ambiente era de gran número de uniformados, podía ser intimidante tratándose de primera vez pero repetía que le gustaba,  agotamos el protocolo hasta llegar al despacho del director donde entró un tanto intimidado, era mucho para un niño.

Sorprendió al director general de la policía Mayor General Eduardo Alberto Then con un saludo de veterano, el comandante le dio un abrazo y junto al comisionado para la reforma de la Policía Nacional manifestaron lo orgullosos que estaban de ver un niño con sus ideales mientras conversaban sobre su deseo de ser policía. Al preguntársele qué pidió a Santa Claus su respuesta fue “un audífono” y pocos minutos después fue sorprendido con un regalo que tenía dentro una tablet de última generación, el niño no podía creerlo.

El recibimiento contó también con la presencia del comisionado para la reforma policial Pepe Vila quien

¿Pero quién es Jhojansel y porqué su historia es tan especial? 

Hace 9 años cinco hermanitos de 3, 5, 7, 10 y 12 años llegaron a una aldea SOS resultado de una historia familiar que necesitaba ser intervenida, entre ellos estaba Jhohansel Concepción un niño modelo hoy con 12 de edad y que recientemente en una actividad de la ONG Aldeas Infantiles dijera que su sueño es ser policía para que en el país no haya más delincuentes, la información llegó a la dirección policial en donde prepararon la sorpresa para el pequeño aspirante.

Jhojansel ha crecido en una familia de cuidado alternativo con el modelo de Aldeas SOS en un centro donde residen otros 91 niños con historias especiales, el programa les acoge garantizándoles el derecho a una familia, educación, apoyo emocional y psicológico hasta ser mayores de edad y que actualmente funciona en el país con instalaciones en Los Jardines, Los Mina y Santiago de los Caballeros que funcionan impactando a 496 niños, niñas y adolescentes que provienen de familias vulnerables.

La reforma policial trae policía juvenil

“La visita de Jhojansel es una muestra de que ser policía sigue siendo una de las profesiones más idealizadas por los niños, lo sabemos y el próximo año verán todo lo que traemos para una policía juvenil modelo con la reforma policial, Jhohansel podrá ser parte de este grupo en solo cuatro años cuando cumpla sus diez y seis”  declaró Pepe Vila, comisionado para la reforma de la Policía Nacional al conversar emotivamente con este policía por un día, mientras tanto el niño se fue a casa feliz con una gorra de oficial, otro de los regalos que recibió y que conservará para recordar que cada día está más cerca la oportunidad de convertirse en un verdadero agente del orden.

Más contenido por David Ruíz Pérez