Aseguran que se han reducido en más de un 50 % las ganancias

Santo Domingo, RD.- Las ventas de los pequeños negocios que comercializan comida rápida se han desplomado de manera estrepitosa, debido al toque de queda que rige en el país desde el pasado mes de marzo por la circulación del coronavirus.

En medio de la queja de los comerciantes, se asegura que la medida preventiva es relajada por una parte de la población.

Los conocidos puestos de frituras, empanadas y otros de comida rápida, han visto mermar sus ventas por el toque de queda.

Propietarios de los pequeños negocios dicen que con el horario de la medida se ven obligados a cerrar antes de tiempo, medida que ha reducido en más de un 50 % las ganancias.

En medio de quejas, se escuchan voces que critican la actitud que observan ciudadanos, especialmente jóvenes, en cumplir la disposición.

La medida del Poder Ejecutivo que ha regido por 93 días, procura frenar el tránsito y la circulación de personas para evitar el contagio del coronavirus.

A lo largo de ese periodo el Ministerio de Salud Pública ha contabilizado 24,645 casos por coronavirus.

Por: Rentería Montero