El imputado deberá cumplir el tiempo de encierro en el penal de La Victoria

Santo Domingo RD.- La jueza de Atención Permanentemente de la provincia Santo Domingo, dictó un año como medida de coerción contra Franklin Junior Merán (Rubirosa), implicado número once en el atentado en el que resultaron heridos el exbeisbolista, David Ortiz y el comunicador Jhoel López.

El imputado deberá cumplir el tiempo de encierro en el penal de La Victoria.

Franklin Junior Merán fue arrestado durante un allanamiento en su residencia en Villa Duarte y se le incautó un vehículo marca Kia K5.

Por el hecho, otros imputados ya cumplen medidas de coerción, entre ellos, Rolfi Ferrera Cruz, quien disparo contra Ortiz, y cuyo disparo, según las autoridades, estaba dirigido a Sixto David Fernández.

Contra Ferrera Cruz fue interpuesta una acusación en una corte federal en Nueva Jersey, Estados Unidos, por cargos de drogas y porte de arma de fuego.

En tanto, un trabajador del taller propiedad de Sixto David Fernández a quien iba dirigido el atentado donde resultó herido el expelotero David Ortiz negó que dicho lugar donde labora haya estado clausurado hace un mes como ha trascendido en los medios de comunicación.

Mientras que Eugenio Torres de los Derechos Humanos Sin rostro, residente en Villa Consuelo, donde está ubicado el centro de pintura automotriz, se mostró incrédulo con las investigaciones de la autoridades en el caso.

En tanto, continúan prófugos, Víctor Hugo Gómez, miembro del peligroso cártel del golfo, señalado como el autor intelectual, Alberto Miguel Rodríguez Mota y  Luis Rivas Clase, alias el cirujano.

La representante del expelotero de Grandes Ligas indicó que el ex pelotero fijará su posición al respecto en los próximos días.