Azua, RD.- Residentes de los municipios Guayabal y Padre Las Casas, en Azua, denunciaron que una empresa pretende instalar una grancera próximo al río Las Cuevas, y que desde ya está extrayendo materiales para comercializar.

Se trata de la compañía Malespín, la cual supuestamente está causando daños a la fuente acuífera del río.

La gente de este municipio se pregunta: “¿Hasta cuándo estará la grancera socavando a nuestro río?”.

Señalaron que esta compañía lleva 8 años sacando materiales, pero Medio Ambiente no procede contra ese crimen ecológico.

Por: Marcos Lorenzo