Comentario económico: El muro de Abinader

El presidente y sus funcionarios defienden el muro argumentando que se necesita para detener el contrabando

Santo Domingo, RD.- En su discurso del 27 de febrero frente a la Asamblea Nacional, el presidente Luis Abinader señaló que construirá una verja o muro en la frontera. Esto revela un rompimiento con la opinión que en 2014 publicaron en las redes algunos de sus principales funcionarios y congresistas, quienes se opusieron a la construcción de ese muro afirmando que se trataba de una locura.

En la actualidad, el presidente y sus funcionarios defienden el muro argumentando que se necesita para detener el contrabando, el narcotráfico y la inmigración ilegal. En ese contexto, cabe recordar que el PIB per cápita de Haití equivale a un 15.6% del PIB per cápita nacional. Esa diferencia de ingresos constituye una poderosa fuerza de atracción de mano de obra haitiana hacia el mercado laboral dominicano.

Esto implica que, de ser eficiente, el muro de Abinader disminuirá el flujo migratorio desde Haití hacia la República Dominicana. El sector agrícola, incluyendo el corte de caña de azúcar, así como las actividades de construcción, turismo y comercio son los que absorben la mayor parte de la mano de obra haitiana, que llega de manera irregular al país.

La presencia de mano de obra haitiana, al aumentar la oferta laboral, presiona hacia abajo el salario promedio de esas actividades. En consecuencia, se puede asumir que si el muro reduce los flujos migratorios se registraría un aumento del salario promedio que se paga en esas actividades productivas. Además, habría una tendencia hacia la mecanización o automatización de algunas de las tareas que en la actualidad son realizadas por mano de obra haitiana.

Debe destacarse que antes de que se eleve la tecnificación o capitalización de esos sectores productivos, la disminución de la mano de obra haitiana y el aumento del salario promedio implicaría un aumento de precios y una caída del nivel de beneficios que recibe el propietario del capital, sea el dueño de la finca o el ingeniero constructor. Esto significa que el Gini, que refleja la desigualdad de los ingresos laborales, disminuiría, aunque sea ligeramente, reflejando un aumento de la participación del salario en el valor agregado nacional.

En caso de que se construya ese muro, le recomendaría al presidente Abinader que se utilice como materia prima -mezclada con cemento- el subproducto de la combustión del carbón que se emplea para producir electricidad en el país. En diversos países ese material se utiliza en el sector construcción con excelentes resultados. El aprovechamiento de ese material reduciría el costo del muro de Abinader.

Por: Jaime Aristy Escuder

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

AnteriorAlcaldía de Sánchez desarrolla plan de seguridad ciudadana
SiguienteMadre denuncia su hija con síndrome de Down fue víctima de agresión sexual por su expareja