China escenificará en mayo la derrota del virus con su cumbre política anual

hi

El anuncio de la convocatoria tiene una especial importancia simbólica

Que China pospusiera su gran cumbre política anual, prevista para marzo, era una clara señal del tremendo impacto de la crisis del coronavirus. Ahora, con el brote aparentemente bajo control, Pekín ha anunciado que la celebrará a finales de mayo y la intención parece clara: escenificar la victoria sobre el virus.

La reunión anual del máximo órgano legislativo chino, la Asamblea Nacional Popular (ANP) se celebrará finalmente a partir del 22 de mayo, según informó hoy el propio órgano en su página web oficial tras una reunión de su Comité Permanente.

Esta cumbre, la máxima cita política de cada año en el país asiático, tenía inicialmente prevista su apertura para el pasado 5 de marzo, pero a finales de febrero las autoridades decidieron posponerla ante los riesgos que planteaba la entonces epidemia, ahora elevada al nivel de pandemia.

El anuncio de la convocatoria tiene una especial importancia simbólica ya que representa la vuelta a la normalidad política del país cuando la mayoría de los países del mundo están centrados todavía en la lucha contra el virus.

"La situación de prevención y control de la epidemia en China está mejorando de manera constante, y la vida económica y social están retornando a la normalidad de forma sostenida", indica el comunicado, que prosigue: "Teniendo en cuenta todos los factores, se dan las condiciones para convocar la sesión anual de la ANP".

La ANP, en la que participa la plana mayor del régimen, se había pospuesto este año por primera vez en décadas y su nueva fecha se esperaba como una señal definitiva de la vuelta a la normalidad, aunque muchas restricciones para contener la enfermedad aún siguen vigentes.

La sesión anual de la ANP, que congrega habitualmente a unos 3.000 delegados procedentes de todo el país en el Gran Palacio del Pueblo de Pekín, establece los principales objetivos económicos y políticos del año y se suele prolongar durante diez días.

Este año, sin embargo, podría durar menos: el diario oficial Global Times cita a algunos diputados que apuntan que, a falta de una confirmación oficial y de que se les comunique a los asistentes cómo habrán de llegar a la capital y si deberán someterse a cuarentenas, la cumbre podría acortarse a siete días.

Cabe reseñar que Global Times aprovecha esta noticia para dar impulso a una de las narrativas más propugnadas por Pekín en las últimas semanas, al citar a una diputada de la ANP que asegura que "las ventajas del sistema socialista de China" son las que han permitido al país controlar al virus.

Fuente: EFE

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

AnteriorEspaña registra un nuevo repunte de contagios y muertes por coronavirus
SiguienteSe esperan lluvias dispersas la tarde de este miércoles por efectos de débil vaguada