Argentina prepara la "reconstrucción económica" enfocada en los más pobres

f5d04ad18e0e66cd89b46d73491adb9754cf97faw

Buenos Aires.- Tras dos años de recesión económica, Argentina teme que la crisis por la pandemia de coronavirus golpee a los sectores más pobres, para lo que el Gobierno prepara un plan de ayuda y "reconstrucción" de una sociedad con un índice de pobreza del 35,6 %.

"Lo que viene es una reconstrucción económica, con esfuerzo, con tarea, pero con apoyo del Estado y con incentivo al crecimiento del sector privado", señaló este viernes el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, durante una visita a los laboratorios de Farmacorp, una compañía recuperada por sus trabajadores tras el quiebre durante la anterior gerencia.

Arroyo destacó que este proceso se basará en tres ejes: "la reconstrucción del trabajo, con créditos no bancarios" a una tasa del 3 % anual, la aprobación de "un ingreso universal de base" y la urbanización y acceso a los servicios básicos en los cerca de 4.000 "barrios populares", conocidos como villas miseria, que tiene el país.

URBANIZAR LAS VILLAS Y ATENDER LA POBREZA INFANTIL

"Barrios populares quiere decir donde hay hacinamiento, mucha gente en poco espacio, donde falta agua, servicios básicos. Una parte en la Argentina vive más parecido al siglo XIX que al XXI. Urbanizar las 4.000 villas", agregó.

Un informe de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) publicado esta semana alertaba que, por efecto de la pandemia, la tasa general de pobreza podría llegar al 40 % a final de año, con especial impacto en la pobreza infantil, que podría llegar al 58,6 %, y en la tasa de pobreza extrema.

En este sentido el ministro afirmó que desde que el virus llegó al país "es evidente que ha aumentado la pobreza y es evidente que ha aumentado al desigualdad", lo que afecta más a "niños y jóvenes y en especial a niñas y jóvenes mujeres".

La intención del ministerio es atacar el problema de la desigualdad desde el inicio de la etapa escolar, ya que "la escuela primaria tiene un 98 % de escolaridad en Argentina, pero muchos ya llegan con un nivel de desigualdad importante", y para paliar esta situación buscarán "universalizar el ingreso de los niños" en jardines de infancia para una etapa de los 3 a los 5 años.

INCREMENTO DE AYUDAS DURANTE LA CUARENTENA

Durante la cuarentena la cantidad de personas en el país que recibió algún tipo de ayuda alimentaria pasó de 8 millones a 11 millones, y mientras el confinamiento permanece, al menos en las zonas más afectadas como la capital y la provincia de Buenos Aires, se extenderán las ayudas sociales, que según datos del Ministerio representa un 3 % del PIB, como el Ingreso Familiar de Emergencia, una ayuda de 10.000 pesos (unos 137 dólares) a las familias más necesitadas.

En las zonas donde la cuarentena se ha flexibilizado, e incluso ha dejado paso a una fase de "distanciamiento social", que son la mayoría de provincias del país, han iniciado los planes para potenciar el trabajo.

"El 85 % de Argentina ha caminado a la normalidad, ahí nosotros pusimos en marcha el plan 'potenciar trabajo' con cada una de las provincias de Argentina con un fondo para máquinas, herramientas, insumos y bienes de capital para reconstruir el trabajo en la construcción, en la producción de alimentos, en el textil, en la economía del cuidado y en el reciclado", subrayó.

A nivel de presupuesto afirmó que el Ministerio se encuentra "sobreejecutado" por una decisión del presidente Alberto Fernández pese a que no pudo aprobar un presupuesto nuevo y trabajan sobre el de 2019, desarrollado durante la gestión del expresidente Mauricio Macri (2015-2019).

"Hoy el ministerio está sobreejecutado, ha habido una decisión del presidente Alberto Fernández de volcar recursos en las áreas centrales: salud, desarrollo productivo y desarrollo social", concluyó.

Desde que los trabajadores recuperaron el año pasado las dos plantas que Farmacop tienen en la ciudad, la producción se ha basado en productos de higiene personal como el alcohol en gel, y ahora podrán sumar 150 marcas de medicamentos con las tres máquinas de control de calidad financiadas por el Ministerio de Desarrollo Social en el marco del programa Recuperar.

Fuente: EFE

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

AnteriorDos hombres fueron ultimados en hechos separados en Santiago
SiguienteRafael Paz: “Mi candidatura representa la defensa a la vida, la familia y valores cristianos”