Nacionales

Wanda Rijo ofrece un «Aliento de Vida»

Wanda Rijo ofrece un aliento de vida.- JRotestán
Wanda Rijo ofrece un aliento de vida.- JRotestán

Santo Domingo, RD.- Un Nuevo Testamento que le entregó un compañero de la selección nacional de levantamiento de pesas en 2004 cambió la vida de Wanda Rijo y la doble campeona de los Juegos Panamericanos inició allí una relación con Dios que la ha llevado a pastorear una iglesia en La Romana.

Wanda puso en circulación su libro «Aliento de Vida«, el cual narra sus vivencias desde una perspectiva cristiana.

Yo nunca había leído la biblia, iba a una base de entrenamiento a Bielorrusia y ese regalo fue importante para acercarme a Dios”, relató Rijo al ser entrevistada en los programas Despierta CDN, del CDN 37; y Revista Deportiva, de CDN Deportes.

La puesta en circulación del libro escrito por la expesista fue realizada en el Salón James Rodríguez del Ministerio de Deportes.

Wanda recibió el reconocimiento al «juego limpio» que le otorgó CDN y CDN Deportes por su trayectoria deportiva sin manchas. Este reconocimiento le fue asignado en el marco de la celebración del Foro Contra el Dopaje, realizado por ambos canales.

Haber conocido al señor ha sido un proceso de transformación y de cambio en mi vida”, expresó Rijo, quien busca concienciar sobre la importancia de poner al creador en el centro de la vida de sus lectores.

Wanda Rijo realizó una carrera de éxito como atleta, siendo la primera mujer que se destacó en la halterofilia en representación de la República Dominicana.

La nativa de San Pedro de Macorís ganó las medallas de oro en los Juegos Panamericanos de Winnipeg 99 y Santo Domingo 2003.

Además, asistió a los Juegos Olímpicos de Sídney 2000 y Atenas 2004, siendo la abanderada dominicana en la versión australiana.

Tras su retiro de las competencias, Wanda se dedicó a trabajar en el área de contabilidad, carrera de la cual se graduó en la UNPHU.

Tras el desarrollo de Wanda y sus compañeras en la selección nacional Miosotis Heredia y Guillermina Candelaria, también inmortales del deporte dominicano, el centro de entrenamiento de halterofilia de San Pedro de Macorís ha desarrollado a importantes atletas.

Entre estas se cuentan, la medallista olímpica y mundial Crismery Santana, la doble campeona panamericana y medallista mundial Yudelquis Contreras y la tres veces olímpica Beatriz Pirón.

Más contenido por Neftali Ruiz