Se trata de Juana Hernández

Santo Domingo, RD.- Una mujer de 40 años de edad y con discapacidad, regala comida a policías y militares durante el toque de queda. Esta labor ha provocado que muchas personas se conmuevan.

Se trata de Juana Hernández, quien es un ejemplo de que no se necesita tener mucho o ser rico para ayudar.

Juana es madre soltera, estudió pastelería en el Instituto Nacional de Formación Técnico Profesional (INFOTEP), y ejerce este oficio en una heladería.

En el pasado padeció polio y con frecuencia debe recibir terapia. Esta acción se ha convertido en una pasión para Juana.

En compañía de su amigo Carlos y otros vecinos, reparte las porciones de comida desde las siete de la noche, tres días a la semana.

La mujer y sus colaboradores desean continuar la labor social mientras dure el toque de queda por la pandemia de coronavirus.

Por: Yanela Pimentel