Rubén Blades alienta presencia joven en protestas contra Parlamento en Panamá

Dijo que las protestas ofrecen una esperanza para los que guardan el renacimiento cívico nacional

Panamá.- El cantautor panameño Rubén Blandes celebró y alentó la presencia de la juventud en las protestas contra "la actitud y acciones de diputados" del Parlamento, que debaten unas reformas constitucionales impulsadas por el Ejecutivo y que, dijo el artista, "nunca alcanzaron la profundidad necesaria" para abatir la corrupción en el país.

"Las recientes demostraciones en Panamá, en protesta por la actitud y acciones de diputados de nuestra Asamblea Nacional, ofrecen una esperanza para los que aguardamos el renacimiento cívico nacional", expresó el creador más representativo de Panamá y exministro de Turismo.

En un escrito publicado en sus redes sociales, el autor e intérprete de clásicos de la salsa como "Pedro Navaja", destacó que las manifestaciones de los últimos días en la capital de Panamá en contra de las reformas constitucionales parecen indicar que "¡por fin! se está colmando" la paciencia de la sociedad civil panameña.

View this post on Instagram

SAL A LA CALLE Y NO TE CALLES Las recientes demostraciones en Panamá, en protesta por la actitud y acciones de diputados de nuestra Asamblea Nacional, ofrecen una esperanza para los que aguardamos el renacimiento cívico nacional. Opino que las propuestas para cambios constitucionales nunca alcanzaron la profundidad y extensión necesarias. La existente corrupción en Panamá es en gran medida consecuencia de una impunidad precisamente permitida y hasta alentada por el sistema legal imperante. Institucionalizada, y defendida por la alcahueta asistencia y tolerancia de todos los partidos políticos tradicionales, esa protección permite que actos evidentemente reñidos con el interés social sean considerados normales y sus dañinas consecuencias permitidas. Hemos visto a la sociedad civil comenzar a dar indicaciones de que su paciencia, ¡por fin!, se está colmando. Y aunque también se apersonen los eternos sinvergüenzas que utilizan cualquier circunstancia de molestia social para “pescar en río revuelto” y beneficiarse egoístamente, la presencia de la juventud en la manifestación del descontento popular es más que bienvenida. Son los jóvenes los que más preocupación deben sentir y mayor activismo demostrar para oponer la corrupta dirección asumida por el país político y su administración pública. Su voz y presencia resultan elementos vitales para producir el cambio que con tanta urgencia requiere nuestra República. Como lo proclama el letrero del joven que expresa: SAL A LA CALLE Y NO TE CALLES, la juventud está reaccionando y necesitamos muchos más. La corrupción se nutre de nuestro silencio y de la indiferencia ciudadana. Contribuyamos entonces a crear el ruido que promueva el despertar de nuestras conciencias y estimule la acción responsable de todas las edades. No apoyamos desórdenes nihilistas. Apoyamos la voz de una Patria cansada de que los corruptos, desde su poder político y económico, destruyan “tantas cosas bellas…” Rubén Blades 1 de noviembre, 2019 fotografía de Bienvenido Velasco (EPA-EFE) @bvelascob

A post shared by Rubén Blades (@ruben.blades) on

Desde la semana pasada se han registrado protestas callejeras en la Ciudad de Panamá en contra de unas reformas constitucionales discutidas en la Asamblea Nacional, con saldo de cerca de un centenar de detenidos en las jornadas del miércoles y jueves pasado.

Las protestas se desataron después de que el Parlamento unicameral, de amplia mayoría oficialista, sumó al paquete de reformas presentado por el Gobierno de Laurentino Cortizo iniciativas que afectaban a las universidades públicas, a los contenidos de los medios tradicionales y redes sociales, al matrimonio, e incluso amplían los poderes del Legislativo.

Fuente: EFE

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

COMPARTIR
AnteriorClub Rotario Nagua marcha por la prevención del cáncer de mama
SiguienteUn elefante que lleva el nombre de Osama bin Laden mata a cinco residentes de una aldea en la India