¿Por qué la menopausia puede llegar antes de tiempo?

El tratamiento dependerá de la intensidad de los síntomas

La menopausia es la etapa de la vida de la mujer en la que los ovarios dejan de tener actividad, ya no hay producción de estrógenos y desaparece la menstruación.

Estos son los cambios físicos habituales, pero esta disminución de hormonas también conlleva una serie de alteraciones psicológicas. Cambios repentinos de ánimo, insomnio, depresión, son síntomas que pueden llevar a la mujer a sentirse insegura.

Su edad de aparición está entre los 50 y los 51 años, no obstante, se considera normal que aparezca a partir de los 45, pero cuando el cese definitivo de la menstruación se produce antes estamos en presencia de una menopausia precoz, de igual modo que cuando el cese es después de los 55 años hablamos de una menopausia tardía.

El hecho de que llegue antes de tiempo no es habitual y las principales causas son genéticas y quirúrgicas, según admite el jefe de la Unidad de la Mujer del Hospital Ruber Internacional, el profesor Juan José Vidal Peláez.

“Las genéticas dan lugar a un fallo ovárico prematuro y son difíciles de determinar y lo único que podemos hacer es realizar una historia familiar para valorar los antecedentes; en cuanto a las causas quirúrgicas, son dos: la extirpación del útero o la extirpación de ovarios”, explica.

Si lo que se ha extirpado previamente es el útero pero se han conservado los ovarios, la paciente no tendrá menstruaciones, pero tampoco tendrá los síntomas de la menopausia, es decir, sofocos, insomnio, tendencias depresivas, sequedad vaginal, pérdida de la apetencia sexual y osteoporosis.

¿Cómo abordarla?

El tratamiento dependerá de la intensidad de los síntomas, pero lo que realmente soluciona el problema es el tratamiento hormonal sustitutivo con estrógenos y progesterona. No obstante, apunta este especialista de Ruber Internacional, “desgraciadamente no se puede aplicar a todas las mujeres ya que están contraindicados si existen problemas circulatorios, cardiológicos o antecedentes familiares de cánceres de mama”.

Asimismo, el tema de la alimentación es también crucial en esta etapa.

En ese sentido, los expertos coinciden en la necesidad de derribar el mito de que es normal una ganancia excesiva de peso en la menopausia justificada por los cambios hormonales, y por ello es seguir una dieta personalizada que incluya una ingesta de calcio adecuada, un aporte de vitamina D suficiente así como un control de las calorías a ingerir.

Fuente: EFESalud

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

COMPARTIR
AnteriorLos aspirantes demócratas a la Casa Blanca en elecciones de 2020 suman 24 y se esperan más
SiguientePsiquiatra entiende PLD vive un “distrés político”