Nueva medida de inmigración afectaría a dominicanos residentes en EEUU

Uno de los casos es el que enfrenta la dominicana Saudhi Cárdenas Silver

NUEVA YORK.- La decisión de la Corte Suprema de Estados Unidos, que dictaminó esta semana que la Policía de Inmigración y Protección de Aduanas (ICE), puede deportar a residentes legales con antecedentes penales, sin presentarlos ante un juez y negarles el derecho a fianza, aunque hayan cumplido sus condenas, afectará a miles de dominicanos en esa situación, cientos de los cuales, son repatriados cada mes.

Uno de los casos, es el que enfrenta la dominicana Saudhi Cárdenas Silver, quien lleva dos años presa en la cárcel de Rikers Island en Queens, por convicción de una infracción de tránsito y enfrenta la deportación a la República Dominicana.

Ella tendrá una audiencia en la corte de inmigración en Manhattan, el 14 de abril y sus familiares dijeron que ya sobrepasan el límite de la desesperación.

Cárdenas Silver, ha hecho varios cursos académicos y ha aprendido oficios en la prisión, esperando que eso la ayude a que la orden de ICE sea anulada por un juez.

Como el de ella, se verifican cientos de casos de dominicanos y dominicanas, que han sido repatriados y otros esperan sus audiencias, con numerosos de ellos, procesados por delitos menores como violar ordenanzas municipales y restricciones migratorias como pasarse del tiempo de las visas, olvidarse de fechas en la corte migratoria o acusados de perjudicar la calidad de vida en sus vecindarios, bebiendo alcohol en las calles, tirando papeles en las calzadas u orinando en las vías públicas y otras violaciones civiles, no criminales.

Entre ellos, los hay que han cumplido hace décadas sentencias de cárcel por delitos en segundo grado como posesión de drogas controladas como la marihuana, arrestados con pastillas recetadas en las calles o los aeropuertos y otros delitos graves, pero desde 1996, cuando se aprobó la aplicación retroactiva, las autoridades de inmigración no toman en cuenta una disposición congresual vigente que establece que si un condenado por un delito menor, lleva 10 años sin problemas, no está sujeto a deportación.

La misma regla, aplica a los indocumentados que tengan esos mismos años, sin problemas con la policía y la justicia, pero las políticas anti inmigrantes del presidente Donald Trump, no las respetan.

“A pesar que haya personas afectadas con esto, el abogado siempre va a intentar una moción, el abogado siempre va a tratar de distinguir la situación de su cliente, de lo que la corte suprema ha dicho. Va a ser una batalla muy larga, pero aun así no quiere decir que la persona no va a ser automáticamente deportada”, le dijo a la cadena Univisión, abogada Ingrid Echevarría.

La decisión de la Corte Suprema establece que el Gobierno puede detener, sin una audiencia de fianza, a inmigrantes con antecedentes penales, incluso si han pasado años desde que fueron liberados de las cárceles.

La decisión, fue tomada con votación de 5 – 4, apoyando parte del ataque de Trump a los inmigrantes del mundo en Estados Unidos.

La suprema, tomó la decisión después que un tribunal de menor instancia decidió que el Departamento de Seguridad Nacional no podía detener a inmigrantes que cumplieron sus condenas varios años antes, sin volver a cometer delitos graves o menores.

Un tribunal de apelaciones del Noveno Circuito, decidió que el Gobierno solo podía detener a esos inmigrantes inmediatamente después de salir de las prisiones y no con efecto retroactivo.

El Gobierno de Trump ha dicho que mantiene presos a 30 mil inmigrantes, casi todos en proceso de deportación.

La Unión de Libertades Civiles de Estados Unidos (ACLU), rechazó que los jueces de la suprema, se sumaran una mala interpretación extrema de la ley migratoria.

“La Corte Suprema ha respaldado la interpretación más extrema de los estatutos de detención de inmigrantes, permitiendo el encarcelamiento masivo de personas sin ninguna audiencia, simplemente porque se están defendiendo contra un cargo de deportación”, apuntó la directora legal de ACLU, Cecillia Wang.

“Continuaremos luchando contra el uso excesivo de la detención en el sistema de inmigración”, agregó Wang en un comunicado emitido después del fallo de la suprema.

Por Miguel Cruz Tejada

 

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

COMPARTIR
AnteriorChina: menor de 13 años mata a su madre a puñaladas en venganza por la muerte de su perro
SiguienteDiputados peledeístas arremeten contra Domínguez Brito