Dicen hay nueve personas implicadas

Peravia, RD.- Entre miedo, disturbios y dudas continúan las investigaciones, allanamientos e inspecciones de parte de la Policía Nacional tras la muerte en Baní del coronel Daniel Ramos Álvarez.

Momentos de tensión se vivieron en el sector Santa Cruz de Baní, provincia Peravia, donde fue abatido el coronel, supuestamente a manos de Rafael Díaz, alias Buche.

Contenido relacionado: Apresan otro implicado en homicidio de coronel en Baní

El lanzamiento de piedras se inició cuando una coronel de la Policía Nacional impidió que los propietarios de la residencia número 24 donde ocurrió la muerte, denunciaran maltratos a los comunitarios e intentaran entrar a la propiedad.

Con hermetismo y miedo las personas hasta se negaban a brindar declaraciones sobre el hecho.

Moradores narraron que el coronel Ramos Álvarez al llegar al lugar fue herido mortalmente en un intercambio de disparos, pero que era de dominio público que en el lugar funcionaba un punto de drogas.

Mientras, el abogado defensor de alias Buche denunció maltratos a su defendido de parte de efectivos policiales, situación descartada por el procurador fiscal de Peravia, Ángel Darío Tejeda.

Más de 15 horas después de ocurrido el suceso, la escena estuvo acordonada y repleta de agentes de la Policía Científica, y la comisión especial de la Procuraduría General de la República inspeccionando la propiedad.

Además de Rafael Díaz, Steven Ruiz, alias Chiquito, fue apresado junto a otro joven que se presentó en el lugar y fue sometido.

Por: Dahia Sena