Hoy solo da gracias a Dios por la vida de su primogénito y solicita ayuda económica

Santo Domingo RD.- El primer bebé del año 2019, el cual fue alumbrado por una adolescente de 16 años, redice en una pequeña casa de madera.

Con escasas palabras y cierta timidez, la joven madre expresa  a través de los medios de comunicación observó campañas preventivas sobre el embarazo en adolescentes.

Sin embargo, hoy solo da gracias a Dios por la vida de su primogénito y solicita ayuda económica, puesto que vive junto a sus padres en una casa que posee un solo dormitorio para cuatro personas.

La madre de la menor expresa, que al conocer la noticia se enojó, porque habitualmente le aconsejaba.

El padre de la criatura, quien tiene 23 años de edad, narra que siempre estuvo consciente de la condición de menor de quien ahora es la madre de su hijo.

En estos momentos la familia, solo piensa en brindar apoyo a la joven.

Los embarazos en adolescentes no es un tema novedoso, expresa la directora del Instituto de Genero de INTEC.

El sociólogo Antinoe Fiallo, indica que en la sociedad de hoy, los jóvenes no cuentan con la educación y orientación adecuada, en materia de educación sexual.

Actualmente ninguno de los miembros de esta familia, tiene un empleo formal.

Por: Catheryne Sánchez