Es necesarios para empezar este proceso una desintoxicación.

Para empezar a quemar grasa es importante una desintoxicación: El detox es un plan de alimentación saludable, que ayuda al organismo a liberar las toxinas , evitar el cansancio permanente, colabora con perder peso, quemar grasa, reforzar tu sistema inmunológico,  ganar salud cardiovascular, metabólica, digestiva y hepática.

Estas toxinas entran a nuestro organismo por medio del aire, alimentos, agua, piel, medicamentos o sustancias que producen nuestro propio metabolismo. Por ello es importante una alimentación equilibrada y con alimentos frescos y saludables.

A continuación te presentamos los siguientes tips:

Toma suficiente agua: Si no bebes suficiente agua, tu cuerpo no tendrá la temperatura adecuada y así no quemarás grasa, ya que tu organismo se vale de esa grasa para mantenerse en equilibrio.

Consume carbohidratos: Los carbohidratos bajos en índice glucémico te ayudarán a quemar grasa, ya que al consumirlos no segregas tanta insulina. A partir de hoy incluye en tu dieta: Frutas, Avena cruda, Tubérculos, debes evitarlos en la cena.

Incluye pesas en tu entrenamiento: Un metabolismo más acelerado quemará más grasa. Cuando tienes más músculos, tu metabolismo está más acelerado y para hacer músculos, necesitas pesas.

Prueba hacer sentadillas con peso, usando mancuernas al principio. Ve aumentando el tipo de ejercicios y aparatos.

Incluye proteínas: Los aminoácidos son la clave para el desarrollo del tejido muscular y se encuentran muy presentes en las proteínas, las cuales son esenciales si quieres quemar grasa. Incluye proteínas en cada comida, sin excederte. Las mejores fuentes de proteína son: Huevos duros, pescados como el salmón, la caballa, la sardina y el atún, carnes de pavopechuga de pollo, carnes rojas sin grasa, yogurt, ricota de cabra o requesón, granos como lentejas  y quínoa.

Incluye grasas: Las grasas buenas son necesarias para producir hormonas que hacen que quemes grasa: la testosterona y la hormona del crecimiento). Las grasas malas olvídalas, nada de frito o empanizado, sólo incluye grasas como: aceite de oliva, mantequilla clarificada o ghee, aguacate, atún, salmón, sardina, frutos secos  (nuez, almendra, avellana) En menor proporción consume grasas saturadas como las contenidas en: huevos, carne, mantequilla de frutos secos, aceite de coco.

Fuente: Agencias

Dejar Respuesta