En México, un candidato a alcalde del municipio Guadalupe y Calvo de Chihuahua, quien había sido secuestrado días antes, apareció asesinado en una zona serrana, según informó la Fiscalía General del Estado.

Se trata de Jaime Orozco Madrigal, quien había sido postulado por el Partido Revolucionario Institucional (PRI). Familiares del político reportaron que un grupo de personas armadas lo sacó de su casa el lunes pasado.

El vocero de la fiscalía, Carlos González, informó a medios locales que hasta el momento no se conoce la razón del homicidio, ni tampoco quiénes pudieran ser los responsables.

De acuerdo con el periodista de BBC Mundo en México, Alberto Nájar, el municipio de Guadalupe y Calvo es parte de una zona que desde 2009 disputan los carteles de narcotráfico de Sinaloa y Juárez.

Se encuentra dentro del llamado “Triángulo Dorado”, una región montañosa que comparten los estados de Durango, Chihuahua y Sinaloa y que es considerada una zona con alta producción de marihuana y amapola.

No es la primera vez que un político de Guadalupe y Calvo es asesinado, pues hace tres años el entonces alcalde murió en una emboscada.

En Chihuahua, como en otros 13 estados de México, habrá elecciones locales el próximo 7 de julio.