Con la entrega, se acaban los días de angustias y desvelos que vivieron los esposos

San Cristóbal, RD.- El Ministerio de Obras Públicas entregó este lunes una casa nueva a una pareja de pastores evangélicos que por largos años vivieron en condiciones deplorables en la humilde comunidad Los Hormigos de Villa Altagracia.

Con la vivienda acaban los días de angustias y noches de desvelos que vivieron los esposos Julián Evangelista y Francisca Pérez, durante 17 años en su viejo rancho de zinc y madera.

Al recibir las llaves de su nuevo hogar los religiosos  señalaron convencidos que se trataba de una petición contestada por Dios.

La decisión de la Dirección de Programas Sociales y Comunitarios del Ministerio de Obras Públicas de mejorar las condiciones de vida de la pareja de pastores evangélicos fue saludada por sus vecinos y amigos.

La nueva casa construida en block y techada en aluzinc, consta de dos habitaciones, sala-comedor, cocina, baño y galería.