Azua, RD.- Acusan al cantante urbano “Kiko el Crazy” de estafar una comunidad humilde de Azua, donde recolectando dinero le pagaron 100 mil pesos para que cantara en sus Fiestas Culturales.

Con mucho sacrificio le pagaron cien mil pesos al artista, quien de manera repentina y como si fuera un prófugo de la justicia, abandonó la tarima en tan solo dieciocho minutos cuando se había acordado que cantaría una hora.

En tanto que su representante, cuando se le cuestionó vía telefónica, sobre el incumplimiento del cantante, contestó con palabras ofensivas.

En ese sentido, la gente de Guayacanal se siente defraudada, ya que pensaban que el hombre de “La Pámpara”, era otro tipo de persona.

Por: Marcos Lorenzo