Santo Domingo, RD.- Gastroenterólogos y médicos salubristas advirtieron a la población sobre los daños a la salud humana provocados por el consumo de agua contaminada.

Se trata de algunos distribuidores del líquido que está siendo comercializado en 65 sectores del Gran Santo Domingo que están afectados con la disminución del servicio, producto de la actual sequía.

Esta agua, utilizada para los quehaceres del hogar y limpieza personal, en muchos casos no cuenta con los controles de calidad.

Gastroenterólogos y Salubristas advierten sobre los daños producidos por el agua contaminada.

El ministro de Salud Pública también hizo un llamado a la población.

En tanto, el director de la Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santo Domingo reiteró que persiste el déficit en la producción del líquido.

Especialistas afirman que Valdesia y las demás presas del país requerirán bastantes lluvias que generen 200 o 300 milímetros de agua por metros cuadrados para recuperar los embalses.

Por: Suzan Castaño