Monseñor Freddy Bretón: el desarme no es el remedio a la desintegración social

Esto debido a que los inversores consideran que las tensiones en Oriente Medio podrían disminuir

Nueva York, 16 jul (EFE).- El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) bajó este martes un 3,4 % y cerró en 57,62 dólares el barril, debido a que los inversores apreciaron una cierta distensión de EE.UU. con Irán y en Oriente Medio, según los analistas.

Al final de las operaciones a viva voz en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos de futuros de WTI para entrega en agosto restaron 1,96 dólares respecto a la jornada anterior.

Los precios del petróleo texano cayeron fuertemente este martes debido a que los inversores consideran que las tensiones en Oriente Medio podrían disminuir después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijese que no quiere derrocar a Irán.

No obstante, el secretario del Ejército de Tierra, Mark Esper, que en caso de recibir la aprobación del Senado asumirá próximamente la jefatura del Departamento de Defensa, señaló hoy a Irán como una "amenaza regional" y recalcó la necesidad de estar "preparados" en caso de que sea necesario hacerle frente.

"Debemos estar preparados para responder a amenazas regionales como Irán o Corea del Norte, al mismo tiempo que mantenemos la presión sobre grupos terroristas como el Estado Islámico o Al Qaeda", declaró Esper durante su audiencia de confirmación celebrada este martes ante el Comité de Servicios Armados de la Cámara Alta.

Pero el presidente Donald Trump dijo también que se habían hecho muchos progresos con Irán y que no estaba buscando un cambio de régimen en el país.

Trump, quien hizo las declaraciones en una reunión del Gabinete en la Casa Blanca, no dio detalles sobre el progreso, pero el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, dijo ayer que Irán podría negociar sobre su programa de misiles.

La incertidumbre sobre las perspectivas económicas de China también presionó a los precios a la baja luego de que los datos del lunes mostrasen que el crecimiento en el país se desaceleró a un 6,2 % respecto al año anterior, el ritmo más débil en veinte años.

Además, las compañías petroleras de EE.UU. comenzaron a restaurar parte del casi 74 % de la producción que se cerró en las plataformas en el Golfo de México debido al huracán Barry.
En este contexto, los contratos de gasolina para entrega en agosto bajaron 4 centavos hasta 1,89 dólares el galón, mientras que los contratos de gas natural para entrega en el mismo mes restaron más de 10 centavos, hasta 2,30 dólares por cada mil pies cúbicos.